Opinión

La protección de APP a Ríos

COLUMNA: EDITORIAL

22 de Agosto del 2018 - 07:30 Editorial

Es vergonzoso cómo el legislador Benicio Ríos Ocsa les toma el pelo a los peruanos presentándose en el Congreso de la República tras estar más de cuatro meses en la clandestinidad por una condena en su contra de 7 años de cárcel. Para cualquier ciudadano, esta desfachatez sería imposible. Después de esto, cualquier cosa puede ocurrir en desmedro de la institucionalidad.

Amparado en su inmunidad parlamentaria, el representante de Alianza Para el Progreso por la región Cusco se ha atrevido a pararse frente a los micrófonos y ante los medios de comunicación, con la venia del presidente del Congreso, Daniel Salaverry, para analizar su situación legal luego de la sentencia por la compra de un terreno cuando fue autoridad edil.

En defensa de esta afrenta a la justicia, desde el Legislativo indican que el Poder Judicial debe enviar el pedido de levantamiento de inmunidad para ejecutar la condena de Ríos Ocsa. Esto tomará más o menos 20 días, según precisa el congresista Carlos Tubino, miembro de la Comisión de Levantamiento de la Inmunidad Parlamentaria.

Por lo visto del caso, el proceso que se le sigue al congresista de APP es por su gestión como alcalde de Urubamba (Cusco), antes de su ingreso al Parlamento. No creemos que dé tanto para el análisis revisar si se le mantiene o no en su escaño. Por lo tanto, no debería corresponder la protección para dicho legislador.

Así como se les cuestiona a otras bancadas -como Fuerza Popular- por la protección a algunos congresistas, también se debe criticar a APP, que hace lo mismo sin mucho aspaviento. Son más de 4 meses desde que se conoció la condena de Ríos, pero nunca fue separado del grupo congresal. Sin mencionar el proceso contra Richard Acuña, que fue pasado por agua tibia. ¿Y su líder César Acuña? En silencio, por lo visto.

tags