Opinión

La selección disparó el optimismo

Tenemos jugadores que rinden con exactitud, otros con fantasía y hay adelante un delantero que tumba arcos con dinamita.

05 de Julio del 2019 - 08:10 Jorge Esteves

Un día después del triunfo histórico ante Chile, la sensación de que la Blanquirroja puede reeditar un “Maracanazo” recorre todo el Perú. En el aeropuerto de Porto Alegre, los hinchas peruanos lucen sus camisetas orgullosos. “Si le hemos parado el macho al Uruguay de Cavani y Suárez, y goleamos al dos veces campeón de América, ¿por qué no podemos ganarle a Brasil?”, me dice Arturo. “No importa si Brasil nos goleó en primera fase. En el Mundial de 1954, Hungría goleó a Alemania 7-2 en la serie de grupos y en la gran final los germanos vencieron 3-2. Sí podemos”, me dice Carlos.

Es cierto. Las circunstancias hoy pueden ser otras; pero este equipo ha demostrado tener mucho temperamento, muchos deseos de trascender y un buen fútbol para superar las adversidades.

Era niño cuando en 1975, en Belo Horizonte, con goles del “Loco” Casaretto y del “Nene” Cubillas dimos el golpe ganándole 3-1 a Brasil ante la sorpresa de todo el mundo. Hoy, con un grupo también unido y solidario, va por otra hazaña. Tenemos jugadores que rinden con exactitud, otros con fantasía y hay adelante un delantero que tumba arcos con dinamita.

El taxista que ayer nos llevó al aeropuerto de Porto Alegre es hincha del Inter e idolatra a Paolo Guerrero. “Si él jugara en nuestra selección, no dudaría del resultado: Brasil ganaría fácil; pero es peruano y no acredito que la tengamos fácil el domingo. Fui al estadio y lo aplaudí mientras los ‘gremistas’ que estaban en el estadio lo abucheaban. Es un fuera de serie”, nos comentó.

Está claro que debemos mantener la calma. El triunfalismo no sirve de mucho. El encuentro histórico ante Chile ya pasó y ahora la serenidad debe imponerse. La selección está en boca de todos. Es una estridente referencia en las calles, en los medios y en las redes. Su triunfo ha calentado la temperatura del país y se ha disparado el optimismo; pero tranquilos. Lo que se viene es muy difícil. Igual, ya se sabe que luego llegan otros objetivos que se deben cumplir, como clasificar al Mundial Qatar 2022.

tags