Opinión

La selva devastada

Ríos, que como muestran las tomas aéreas, lucen totalmente turbios por efecto de los químicos

25 de Agosto del 2018 - 07:44

Entre el miércoles y el jueves últimos, se difundieron en redes sociales y en algunos medios impresos como Correo -donde incluso publicamos una foto en portada- algunas de las imágenes captadas por aviones de vigilancia de la Fuerza Aérea del Perú (FAP) que dan cuenta de la descomunal devastación de bosques en la región Madre de Dios por acción de la minería ilegal. Lo grave es que esta situación se viene dando en zonas afectadas que antes no habían sido registradas.

Resulta extraño que, ante imágenes tan reveladoras, ningún ambientalista o antiminero de los tantos que existen en este país haya salido a exigir al Gobierno o al Ministerio Público su inmediata intervención para frenar el crimen que se está cometiendo contra nuestros bosques y ríos, que -como muestran las tomas aéreas- lucen totalmente turbios por efecto de los químicos usados sin mayor control a fin de extraer el oro de manera ilegal.

Habría que preguntarle al congresista “ambientalista” Marco Arana, quien llegó al Poder Legislativo agitando las banderas de la defensa de los campos y de los ríos, si desde su condición de legislador hará algo para impulsar el freno al accionar de estos delincuentes, o si su postura “en favor del medio ambiente” se debió solo a que de por medio había una “gran empresa”, esas que tanto rechazan los izquierdistas y “progres”.

La lucha contra la extracción ilegal de oro y de otros minerales como la que ha sido revelada por las mencionadas imágenes aéreas debe ser tarea de todos, empezando por las autoridades que ojalá dejaran de lado sus posturas ideológicas para trabajar -esta vez de verdad y sin poses “verdes” ni electoreras- a favor de la defensa del medio ambiente que está siendo devastado por gente que hace tiempo debería estar tras las rejas.

La defensa del medio ambiente debería ser una sola, sin importar si el daño lo ocasiona una compañía trasnacional, una nacional o un grupo de mineros ilegales como los que todos los días operan impunemente en Madre de Dios moviendo dragas, cargadores frontales, volquetes y combustible, mientras que fomentan la trata de personas, la prostitución infantil, la evasión tributaria y la explotación laboral. ¿Arana no dice nada? ¿Por qué las ONG no hace una marcha contra esto?

tags

    Más de