Opinión

La verdadera intensidad de la relación entre EE.UU. y el Reino Unido

La alianza entre ambos países ha sido estratégica con una ligazón muy fuerte como consecuencia del proceso histórico

15 de Julio del 2018 - 08:29 Miguel Ángel Rodríguez Mackay

A propósito del reciente viaje de Estado del presidente de los Estados Unidos de América, Donald Trump, a Inglaterra, uno de los cuatro Estados que integran el Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte -los otros tres son Escocia, Gales e Irlanda del Norte-, ambos Estados mantienen una relación histórica profunda. Para nadie es un secreto de que Washington alcanzó su calidad independiente a la separación política de las Trece Colonias del poderoso reino de los anglosajones. Era el año de 1776 y en esa oportunidad comenzaron con George Washington a la cabeza una historia independiente que pasaría al reporte universal con una enorme ventaja, como haber legado a la humanidad la idea de la igualdad y la libertad. En lo que corresponde al tiempo actual, todo sigue repitiéndose pues en el marco de la referida igualdad, la reciente visita del presidente de EE.UU. a Londres confirmaría su intención de hacer viable una relación más fructífera a pesar de los recientes desplantes del presidente neoyorquino a la primera ministra Theresa May a quien, luego de lapidarla con una feroz crítica, atinó a elogiarla. No es que sea incoherente. No. Se trata de una alianza entre ambos países que es histórica y que no se va a perder por nada del mundo. May lo sabe de memoria y por eso ha pasado por alto los posibles exabruptos del presidente neoyorquino.

En realidad, la alianza entre ambos países ha sido estratégica con una ligazón muy fuerte como consecuencia del proceso histórico. Por alguna razón, Londres es considerada la madre patria de Washington, una calidad que ninguno de los dos países querrá perder pensando en la referida alianza. En el fondo, a May le conviene y mucho mantener la mejor de las relaciones con su homólogo estadounidense, porque habiéndose decidido el retiro del Reino Unido de la Unión Europea por un referéndum, para Londres los márgenes de su acción unilateral son menores y en esas circunstancias le conviene cimentar su relación con Trump. Puro realismo político. 

tags