Opinión

Las máquinas de hacer dinero

¿Cuántos técnicos brindan las universidades para apoyar gestiones locales y regionales?

13 de Abril del 2018 - 08:49 Renato Sandoval

Me puedo quedar corto, pero en el norte del país debe haber unas 40 universidades, entre públicas y privadas, y sus respectivas filiales. De estas, menos de una mano realizan investigación sobre la región donde se desenvuelven y tampoco participan del desarrollo de la misma, sino que solo son máquinas de hacer dinero con postulantes y alumnos.

Seamos sinceros, el rol de las universidades en estos últimos tiempos ha estado enfocado en el rubro de los negocios, que no paga impuestos y tampoco investiga, que mantiene su estatus quo, que solo quiere crecer a nivel de filiales y poco se involucra en el interés social y su sinnúmero de problemas.

Veamos. ¿Cuántos técnicos brindan las universidades para apoyar gestiones locales y regionales? ¿Qué proyectos han presentado para generar desarrollo y una mejor convivencia? Ojo, hablo de la gran mayoría de centros de estudios superiores cuyos directivos creen que su función es solo formar profesionales y llenar la bolsa.

Hay un desmarque de las universidades por dos causas. En primer lugar, hay poca voluntad de los rectores y de sus decanos por involucrarse en los líos caseros y prefieren el anonimato en vez de la acción. En segundo lugar, las autoridades no convocan a técnicos porque no son de su argolla política.

Las universidades cumplen un papel fundamental en el desarrollo de la sociedad, y por eso el Estado las blinda de impuestos para que puedan reinvertir una parte de sus ganancias en investigación. En este campo, pese a los millones del canon que recibían, las universidades públicas cumplen un papel ínfimo, mientras el resto de privadas, excepto las más prestigiosas, ni saben investigar.

En el norte hay un distanciamiento absurdo de su cantera de profesionales con sus autoridades de turno, una lejanía que se refleja en las cifras de desarrollo económico y social que mostramos frente a otras regiones más prósperas, como por ejemplo Arequipa. Necesitamos universidades de calidad, no cantidad. 

tags