Opinión

Las pasiones que mueve Alan

¿Por qué tantas veces García aparece en el paredón de fusilamiento de la opinión pública?

28 de Septiembre del 2017 - 08:47 Renato Sandoval

Aunque en política nunca está dicha la última palabra, veo los resultados de la X Encuesta Nacional de Percepciones de Corrupción de Proética y creo que a Alan García le han ganado la batalla en las redes sociales, donde no todo lo que se difunde es cierto pero su segunda gestión es más que incierta en cuanto a honestidad.

Por eso es que el 35% en promedio de los encuestados considera que la administración del líder aprista encabeza los índices de corrupción de los últimos 20 años, incluso por encima de Alberto Fujimori, quien a diferencia de Alan García se encuentra preso con condena.

Pero aquí está el detalle: son los jóvenes de 18 a 24 años quienes tiran las primeras piedras contra el dos veces presidente de la República. Así es que un 40% afirma que fue el gobierno más corrupto en este lapso; seguido por el 34% de gente de 25 a 39 años que piensa igual y un 32% de 40 años a más con las mismas secuelas.

¿Por qué tantas veces García aparece en el paredón de fusilamiento de la opinión pública?

Tengo dos hipótesis, la primera es que no solo los narcoindultos le pasarán la factura cada vez que alguien se los recuerde. Hay cierta impotencia de sus críticos al ver que, extrañamente, sus hombres de confianza estén envueltos en escándalos por haber recibido coimas de la corrupta Odebrecht, pero el exmandatario nada que ver. Limpio. Ni las iniciales AG ni otros apuntes mueven un cabello al Ministerio Público ni a la comisión Lava Jato del Congreso de la República. De eso pueden entender poco los jóvenes menores de 24 años, pero en las redes sociales consumen la intriga sazonada con la verdad.

Mi otra idea es que jurarse inocente, engrasarse de supuesta valentía para decir que a otros presidentes los compraron menos a él, solo ha propiciado que el público lo vea como el Barrabás de la historia, el hombre con mejor cintura para driblear a la justicia. Esto sí marca pasiones en contra.

tags