Opinión

Ley de medios

La amenaza fue finalmente consumada.

17 de Junio del 2018 - 08:04 Alberto de Belaunde

La amenaza fue finalmente consumada. El último jueves, luego de un debate en plena jornada mundialista, el pleno del Parlamento Nacional aprobó por insistencia una ley que modifica la forma en la que el Estado puede publicitar sus actividades. La norma dispone la prohibición expresa de esta actividad en medios privados y precisa que solo podrá realizarse en medios estatales y a tarifa de costo.

Es una medida que vulnera la Constitución y va en contra de obligaciones internacionales del Estado. Es una norma que no regula ni controla, sino que prohíbe. Su inconstitucionalidad se configura por cuatro elementos: es discriminatoria, afecta la libertad de expresión, pone en riesgo el derecho de la ciudadanía a estar informada y va en contra de los deberes del Estado de ser transparente, rendir cuentas y actuar con eficiencia.

Por ello, como parlamentario independiente, voté en contra de este despropósito. Ahora, junto con el resto de mis colegas comprometidos con las libertades informativas, acudiremos al Tribunal Constitucional para presentar una demanda de inconstitucionalidad contra esta norma, a fin de terminar con esta arbitrariedad. Espero que en esta etapa el Ejecutivo asuma un rol más protagónico en el tema, pues a muchos nos llamó la atención que los ministros que son congresistas en ejercicio no hayan acudido al Parlamento a defender políticamente la posición del Gobierno.

Finalmente, es preciso recordar que en los últimos tiempos solo discutimos medidas que buscan limitar y controlar la libertad de expresión, en lugar de optar por fortalecerla y ampliarla, algo básico para toda sociedad democrática respetuosa de las libertades.

tags