Opinión

Limpiando a los malos elementos en la Policía

​Hechos que se repiten. Durante el 2017, en el país, 7411 policías fueron sancionados por medidas disciplinarias, de los cuales 6753 fueron suboficiales, y de ellos 504 pasaron a retiro por estar inmersos en faltas graves.

13 de Enero del 2019 - 12:30 Editorial

Hechos que se repiten. Durante el 2017, en el país, 7411 policías fueron sancionados por medidas disciplinarias, de los cuales 6753 fueron suboficiales, y de ellos 504 pasaron a retiro por estar inmersos en faltas graves. Dicho número se incrementó en el 2018 y solo en Tacna, hace poco, el Tribunal de Disciplina Policial sancionó con la separación de la institución a 18 efectivos, a quienes se les confirmó sus faltas. En Tumbes, Iquitos, Cajamarca, Trujillo, Huancayo, Ica, Arequipa y otras ciudades del país ocurren situaciones donde aquellos que prometieron servir y vestir con honor el uniforme de la Policía Nacional del Perú (PNP) al final defraudan la confianza puesta en ellos.

Antes se pensaba que una parte de los actos de corrupción se debía a los bajos sueldos que percibían los custodios, pero dicho problema persiste pese a que el Gobierno, haciendo grandes esfuerzos, les mejoró su remuneración, que está acorde a la realidad actual, incluso muy superior a la de otros profesionales.

Personal del Ministerio Público y miembros de Inteligencia de la propia PNP acaban de dar un duro golpe a la corrupción al interior de esta institución al detener a cinco integrantes del Departamento de Control de Tránsito Norte 2 en Lima, entre ellos tres oficiales, implicados en cobros de coimas a taxistas colectiveros para que circulen con sus unidades sin problema alguno.

Esta importante intervención ratifica la voluntad de luchar contra la corrupción en todos los frentes, castigando a quienes actúan al margen de la ley. Este tipo de acciones de control deben continuar.

tags