Opinión

Lo mejor y lo peor de 2018

COLUMNA: Francisco Cohello Puente

26 de Diciembre del 2018 - 07:00 Francisco Cohello

Una breve antología analizada a partir de algunos de sus casos y protagonistas. PPK. Una salida propiciada por sus yerros políticos y sus antecedentes ligados a la corrupción. Un triste final para un personaje que proyectaba una gestión de gobierno diferente.

MARTÍN VIZCARRA. Entró por la puerta falsa y muy pronto cambió la conciliación por la guerra desmedida al Congreso. Por ahora, vive del desprestigio de FP y aupado en las encuestas. El país, sin embargo, no siente los resultados de su “gran” labor en sus bolsillos.

KEIKO FUJIMORI. Debe estar arrepentida de la forma equívoca en la que lideró su bancada. Tiene encima un tsunami que le desea lo peor y un fiscal dispuesto a todo por demolerla, pero la segunda instancia puede devolverle al menos el sosiego personal.

AUDIOS DE LA CORRUPCIÓN. Es lo mejor que le pudo haber pasado al país. La investigación nacida en la Fiscalía del Callao desbarató una red de insondables dimensiones y que hizo metástasis en todo el sistema judicial. De ese tejido, no debe quedar piedra sobre piedra.

JOSÉ DOMINGO PÉREZ. Un fiscal que direcciona el rigor y usa métodos polémicos. Sentirse tocado por los dioses ha exacerbado una personalidad de injustificados excesos. La lucha contra la corrupción no debe ser usada para buscar celebridad ni réditos personales.

PEDRO CHÁVARRY. Aferrado al cargo, siente que los motivos para renunciar provienen de una campaña artera que no tiene asidero real. No quiere darle gusto a los enemigos y por eso se queda, pero su reto cumbre tiene nombre: Junta Nacional de Justicia.

ALAN GARCÍA. Cometió este año los peores errores políticos. Tras el negado asilo, lo de Barata en enero podría confirmar la percepción general de que está seriamente vinculado con los sobornos de Odebrecht. Si es así, el 2019 puede ser su peor pesadilla. 

tags