Opinión

Los “9” que busca el “Tigre”

Columna de Gerardo Carpio Pérez

24 de Diciembre del 2017 - 07:20 Gerardo Carpio

Ricardo Gareca tiene una gran misión a cumplir en los próximos seis meses. A pesar de que podrá contar con Paolo Guerrero para el Mundial de Rusia 2018, luego de que la FIFA le rebajara la sanción a 6 meses por un resultado adverso en una prueba antidoping, el entrenador de nuestra selección es consciente de que su jugador estrella no estará al 100% de su capacidad debido a la inactividad que padecerá antes del inicio a la justa mundialista. 

Por ende, deberá reacomodar sus fichas y encontrar un “9” que sea una alternativa idónea. Una tarea difícil para el DT, ya que nuestro universo de delanteros es corto, y más aún si queremos ver a uno que tenga similares características al atacante del Flamengo.Si el estratega de la bicolor respeta el criterio que ha manejado a lo largo del proceso premundialista, el menudo Raúl Ruidíaz debería ser la alternativa número uno. 

Es un “9” de área, muy peligroso para cualquier defensor y su media goleadora en el Monarcas Morelia (31 tantos en 54 partidos disputados, con un promedio de 0.57 goles por encuentro) hace que tenga todos los votos ganados para ser considerado ante Dinamarca, Francia, y Australia. 

Sin embargo, el punto en contra es su contextura física (mide 1.69 metros), algo que le resta al momento de chocar con defensores con mayor masa muscular. Habrá que ver cómo evoluciona en estos meses previos al Mundial.Iván Bulos, Beto da Silva y Alexander Succar también han estado en el proceso de Gareca, pero las constantes lesiones les han jugado una mala pasada, sobre todo a los dos primeros. 

El ex Municipal tuvo un comienzo avasallador en el conjunto edil, pero no pudo demostrarlo en los equipos extranjeros en los que jugó; hoy se encuentra en recuperación de una rotura de ligamentos. Mientras que el segundo, quizás una de las más grandes promesas de nuestro fútbol, tiene poquísimos minutos en el Gremio de Porto Alegre, por lo que es urgente que emigre a otro club para tener continuidad y así ser considerado en la lista de buena fe rumbo a Rusia 2018.Pensar en llamar a Claudio Pizarro tampoco es jalado de los cabellos, aunque su presente no le favorece para hacer un retorno al “equipo de todos”. 

No tiene continuidad en Colonia y también aqueja lesión tras lesión. Sin embargo, pese a ser resistido por la hinchada, el grupo de jugadores le tienen bastante respeto, con Guerrero en primer lugar, y puede encajar bien. Es obvio que dependerá de su rendimiento en el club germano para tentar un llamado de Gareca.

tags