Opinión

Los abogados y la ética profesional

COLUMNA: EDITORIAL

31 de Julio del 2018 - 07:30 Editorial

En su mensaje al país del sábado último, el presidente Martín Vizcarra ha sido muy claro en la necesidad de poner más candados a la profesión de abogado y evitar que esa noble labor siga siendo ejercida por tramposos y sinvergüenzas como los que hemos ido escuchando en los audios que han desbaratado una red mafiosa en el Callao.

El jefe de Estado ha planteado que se apliquen duras sanciones para todos aquellos que caigan en actos de corrupción. Los castigos serían de tipo penal con agravantes y también de parte de sus colegios profesionales a través de la inhabilitación. Esto es algo que debería ser apoyado por todos, para evitar la existencia de “abogados chuecos” como los ya conocidos.

Pero para tener mejores abogados, debemos centrarnos también en las facultades de Derecho de las diferentes universidades del país.

Cabría preguntarnos si la raíz del problema que nos agobia, como consecuencia de la difusión de los audios ya conocidos, no está en algunos de esos centros de estudios “de garaje”, de donde cada año egresan profesionales sin el sustento académico y deontológico como para ser garantes del buen uso de las leyes.

Mejorando el nivel profesional y ético de los abogados del país, estaremos caminando hacia un sistema de justicia de mayor calidad, para evitar a los “hermanitos” que piden “10 verdecitos”, reclaman 400 soles para cambiar una sentencia o llevan a los trabajadores pagados por el Estado a que hagan la limpieza de su casa por una infame propina.

tags