Opinión

Los políticos.

COLUMNA: IVÁN SLOCOVICH

23 de Enero del 2018 - 07:30 IVÁN SLOCOVICH PARDO

En el último día de la visita del papa Francisco, el presidente Pedro Pablo Kuczynski otra vez salió con una nueva frase para el bronce al señalar que lo único malo que tiene nuestro país “son los políticos”, lo cual puede ser cierto, pero es difícil de entender que lo diga un jefe de Estado que está inmerso en escándalos como el de sus consultorías a Odebrecht cuando era ministro y el de la negociación para salvarse de la vacancia a cambio del indulto a Alberto Fujimori.

Para empezar, el Mandatario no puede hacerse a un lado de su propia frase, pues el primer político de un país es quien está al frente del Gobierno, por más que venga de las canteras de los “técnicos”. En segundo lugar, el presidente Kuczynski tampoco ha tenido un comportamiento que lo aleje mucho de sus antecesores, pues ahí están las consultorías pagadas y las conferencias para la empresa brasileña, lo cual fue negado en un primer momento.

Pero si vamos más allá, habría que recordar, como bien lo ha hecho ayer el congresista Jorge del Castillo, que el presidente Kuczynski es quizá el político vigente con más antigüedad que tiene el Perú, pues desde el primer gobierno de Fernando Belaunde ha venido ocupando, de manera intermitente, diferentes cargos públicos en el seno del poder, así que difícilmente podría no darse por aludido con sus propias palabras.

Lamentablemente, desde hace 30 años las gestiones de los sucesivos gobiernos han terminado con serios cuestionamientos para quienes estuvieron al frente del país. Comenzamos con la primera administración de Alan García y no hemos parado hasta hoy, en que el gobernante en funciones también tiene sobre su cabeza una sombra de dudas que lo llevaron a negociar el indulto a Fujimori para no ser enviado a su casa hace apenas un mes.

Con su comentario fuera de lugar -y para variar-, el presidente Kuczynski se ha abierto un nuevo flanco, como para dar fin a la tregua por la llegada del Papa. Y eso que el Mandatario hace poco pidió en Piura que lo dejen trabajar, cuando es él mismo quien genera polémicas evitables en momentos en que más debería estar concentrado en reconstruir el norte del país para que no tengan que poner triplay y plástico a fin de tapar los escasos avances en las obras.

tags