Opinión

Los premios Horacio

​La valoración del magisterio no solo pasa por el aprecio de sus competencias directivas y docentes, sino también por el reconocimiento de sus talentos en la literatura, el arte y en la misma pedagogía.

07 de Diciembre del 2016 - 04:27 Idel Vexler

La valoración del magisterio no solo pasa por el aprecio de sus competencias directivas y docentes, sino también por el reconocimiento de sus talentos en la literatura, el arte y en la misma pedagogía. Por eso merecen destacarse los premios Horacio, que organiza desde hace 25 años la Derrama Magisterial (DM), para premiar a los maestros del Perú. Se denominan Horacio en memoria del profesor Horacio Zevallos Gámez, líder sindical, social, político y poeta, que fuera fundador y primer secretario general del Sutep.

Este año han participado más de mil trabajos procedentes de los lugares más alejados del país en temáticas referidas a: innovación en la institución educativa, metodologías interactivas y creativas utilizando las tecnologías de la comunicación y la información, cuidado del medio ambiente, desarrollo científico pedagógico, creación literaria en poesía y cuento, así como a la expresión artística en pintura. Entre los miembros del jurado calificador de este año figuran importantes personalidades como: Hugo Díaz, Ricardo González Vigil, Marco Martos, Hildebrando Pérez Grande, Milner Cajahuaringa, Juan Borea, entre otros. En mi caso particular, fui invitado para ser miembro del jurado en la categoría Proyectos Innovadores en la Institución Educativa, y debo decir que los trabajos presentados son una muestra tangible de que el magisterio produce interesantes propuestas de calidad que merecen ser conocidas y replicadas. Los premios van acompañados de incentivos económicos que suman más de 100 mil soles. La proclamación de ganadores se realizó el 2 de diciembre, y el 16 de diciembre será la ceremonia de premiación en el auditorio de la DM. Felicitaciones a los colegas profesores ganadores.