Opinión

Los problemas del presidente

COLUMNA: IVÁN SLOCOVICH

04 de Junio del 2018 - 07:30 IVÁN SLOCOVICH PARDO

Con las declaraciones dadas a Correo por el congresista “oficialista” Carlos Bruce, es claro que el presidente Martín Vizcarra no la tiene nada fácil de acá a julio del 2021, pues si la bancada que debería ser su aliada le ha salido bastante crítica, no le quedará otra salida que pegarse cada vez más al fujimorismo, algo que los críticos de Keiko Fujimori y compañía no le van a perdonar jamás, pues para muchas de estas personas el motor de su existencia es criticar todo lo que sea “naranja”.

Es evidente que, por la forma en que llegó al poder, el presidente Vizcarra no cuenta con una bancada ni con operadores políticos que den la batalla en defensa del régimen desde el Congreso y los medios. Las declaraciones del congresista Bruce lo dejan en claro. Y esto ocurre a pocos días de que la también legisladora y además vicepresidenta del Perú, Mercedes Aráoz, criticara al Mandatario por poner al “vacador” César Villanueva como titular del Consejo de Ministros.

Y mientras eso ocurre en el Poder Ejecutivo y el oficialismo, en la acera de enfrente tenemos a un fujimorismo ávido de lavarse la cara y de quitarse de encima la fama de “torpedero” y “desestabilizador” que se ganó durante el casi año y medio que duró la administración de Pedro Pablo Kuczynski, lo que ha llevado a los “naranjas” a ser por ahora los defensores de un régimen como el del presidente Vizcarra, que no tiene el soporte de quienes en teoría deberían dárselo.

El problema para el Mandatario es que esta “alianza” le está generando duras críticas del antifujimorismo, siempre activo en ciertos medios y redes sociales, que no le perdona que ande en buenas migas -por pura necesidad- con Keiko y compañía, que están tratando al Gobierno de una manera muy distinta a la que se vio en la administración del renunciante Kuczynski, quien se puso en bandeja por sus negocios privados cuando era ministro del prófugo Alejandro Toledo.

Si el presidente Vizcarra quiere llegar el 2021 sin mucha turbulencia, va a tener que hilar muy fino para sortear las críticas de la que en teoría es su bancada, y también de aquellos que preferirían que haga una alianza con el diablo antes que con el fujimorismo. El panorama no es nada fácil para el gobernante, que tiene grandes retos por delante en materia económica, de reconstrucción y de lucha contra la violencia, la corrupción y la falta de institucionalidad. 

tags