Opinión

Los temas de fondo no deben ser dejados de lado

COLUMNA: EDITORIAL

19 de Septiembre del 2018 - 07:30 Editorial

Por estos días los peruanos y sus autoridades estamos concentrados en el debate político y los enfrentamientos entre el Poder Ejecutivo y el Congreso, lo cual es parte del juego que se da en toda democracia. Sin embargo, eso no debe llevar a que se descuiden temas de fondo y la atención de los problemas que en el día a día afectan a millones de peruanos.

La cuestión de confianza y el debate de los proyectos de reforma política y judicial enviados al Congreso por el Poder Ejecutivo no deben hacernos olvidar que los hospitales públicos siguen siendo un calvario para los usuarios, que la escuela pública atraviesa serias deficiencias para la formación de los futuros ciudadanos, que la corrupción no se detiene o que la violencia aún campea en las calles.

Hace pocos días se produjo en Lima un enfrentamiento entre barristas de equipos de fútbol, mientras en diferentes regiones el sicariato, la extorsión, el arrebato y el robo a casas son cosas de todos los días. Es evidente que a quienes sufren todo esto les interesa muy poco los dimes y diretes de los políticos, que por estos días parecen ser el centro de la atención.

Más allá de los líos políticos cotidianos, el Perú tiene una agenda muy extensa de temas sin resolver, que debe ser atendida de inmediato por sus autoridades.

Los temas de fondo, entre los que también se encuentra el alarmante incremento de los casos de anemia, deben ser priorizados por el Ejecutivo y el Legislativo, en medio de esta complicada coyuntura. Precisamente para eso tenemos autoridades.

tags