Opinión

Los tíos Ace, Sammy & Ted

Estos tíos en base seis rockean mejor que cualquier chibolo pulpín.

28 de Diciembre del 2014 - 07:31 David Sobrevilla

Estos tíos en base seis rockean mejor que cualquier chibolo pulpín.

ACE FREHLEY: No falta razón a quienes aseguran que cuando la primera guitarra de KISS se quitó en 1982, se llevó parte de su magia. Habrá sido reemplazado por varios, hasta uno de ellos usa su disfraz ahora, pero la manera de rasguear y solear del Space Ace -además de su cantada relajada- sigue siendo única, tal como lo exhibe en SPACE INVADER, su sexto álbum solista. Gimme A Feelin’, el 1er. single, tiene todo el sabor kissero de antaño; Inside The Vortex y Past The Milky Way van heavy; cae a pelo un hardrockeado cover de The Joker, original de THE STEVE MILLER BAND; y la instrumental Starship cierra con broche de oro.

SAMMY HAGAR: El Red Rocker viene en plan unplugged acompañado del guitarrista Vic Johnson en LITE ROAST, que trae selecciones solistas -Eagles Fly, Red Voodoo, Halfway To Memphis- y además dos joyazas de su época en VAN HALEN: Finish What Ya Started, que de por sí se prestaba para versión acústica; y Dreams, gran sorpresa por ser la original full teclados. Muy agradable experiencia.

TED NUGENT: Muchos creen que el Motor City Madman se quedó nomás en Wango Tango, su clásica de 1980. Cierto que después entró en un largo bajón, pero ha ido recuperando su sitial. Y para reafirmarlo está SHUTUP & JAM!, donde junto a su fiel lugarteniente, el guitarrista y vocalista Derek St. Holmes, rocanrolean como en sus viejos tiempos setenteros. Ayuda a este feeling el haber sido grabado con equipo analógico, lo que le da una calidez cuasi de vinilo. El 1er. single/video, Shutup & Jam!, no se anda con rodeos; el 2do. video es la bluesera Everything Matters, entonada por St. Holmes; I Love My BBQ es un manifiesto antivegetariano; y las dos versiones de Never Stop Believing, una rock y otra blues, lo valen.

tags