Opinión

Maduro: con los días contados

​La inminencia de la Asamblea Constituyente que Maduro quiere imponer al pueblo de Venezuela le va a generar un problema gravísimo para la sola gobernabilidad y estabilidad del país en lo inmediato

29 de Julio del 2017 - 07:00 Miguel Ángel Rodríguez Mackay

La inminencia de la Asamblea Constituyente que Maduro quiere imponer al pueblo de Venezuela le va a generar un problema gravísimo para la sola gobernabilidad y estabilidad del país en lo inmediato. No hay nada más complejo para la pervivencia de un régimen que hacer exactamente lo contrario a todo lo que su pueblo anhela y en el caso de Venezuela, a gritos. Maduro sabe que EE.UU. le ha puesto la puntería y eso lo tiene bastante desconcertado. Las sanciones económicas que Washington ha impuesto a trece funcionarios del régimen lo ha comenzado a mover seriamente. Ahora bien. El ojo de EE.UU. sobre el dictador y su cúpula no es gratuito. Pareciera que la Casa Blanca ha decidido bajarle el dedo luego del trágico balance político, social y económico en el país llanero y su actitud no es intervención sino la decisión soberana de un Estado. Esta verdad a ecos habría llevado en las últimas horas al gobierno chavista por boca del propio Maduro a anunciar una mesa de diálogo y reconciliación. Su abrupto cambio de posición lo único que confirma es la desesperación no solo por el desenlace que pueda haber en el destino político del país, sino en su propio futuro sobre todo luego de la denuncia que en su contra han formulado parlamentarios colombianos y chilenos ante la Corte Penal Internacional, la instancia judicial supranacional más extraordinaria del derecho penal planetario desde el Tribunal de Nuremberg, luego de la Segunda Guerra Mundial, para castigar la individualización de la acción delictiva. Maduro sabe, además, que puede terminar entre las rejas exactamente como hizo con Leopoldo López y más aun cuando las corrientes imperantes en los arreglos conflictuales excluyen la impunidad, sino hay que mirar el caso de la paz con las FARC a que llegó el gobierno de Colombia el año anterior. Un escenario totalmente distinto a todo lo referido será la manifestación de la violencia en todo el país activada la pretendida Asamblea Constituyente. Nadie se lo va a permitir. Maduro está con los días contados.

tags