Temas

Opinión

​Mal jugado

Ya había sido requerido por el grupo de trabajo a cargo de la legisladora fujimorista Rosa Bartra

07 de Octubre del 2017 - 07:58 Iván Slocovich

Han asesorado muy mal al presidente Pedro Pablo Kuczynski, quien ayer por la mañana ha anunciado que no se reunirá con la comisión del Congreso que investiga el caso “Lava Jato”, que busca interrogarlo por el papel que jugó en la buena pro dada a la corruptora empresa brasileña Odebrecht, durante el gobierno del prófugo Alejandro Toledo, en el cual el actual mandatario fue titular del Consejo de Ministros y ministro de Economía y Finanzas.

El jefe de Estado ya había sido requerido por el grupo de trabajo, a cargo de la legisladora fujimorista Rosa Bartra, para que haga sus descargos sobre los detalles de la concesión dada a Odebrecht. Sin embargo, no hubo respuesta, tal como informamos ayer en Correo. Horas más tarde, el Mandatario señaló que no se reunirá con los legisladores y que más bien, en su momento responderá sus interrogantes a través de una carta.

Hubiera sido muy positivo para el país que el jefe de Estado muestre una mejor disposición para responder por un tema que desde hace tiempo echa sombras sobre su actuación en el gobierno de Toledo, a quien se acusa de recibir una coima de 20 millones de dólares de la empresa brasileña. Era una muy buena oportunidad de aclarar los hechos ante un grupo de trabajo que tiene un mandato legal, guste o no al Mandatario.

El argumento dado por Kuczynski para desairar a la comisión “Lava Jato” es que anteriormente recibió a un grupo de trabajo por el caso de su exasesor en materia de salud pública, Carlos Moreno, y que fue objeto de una “recatafila de insultos espantosos”. Esto resulta extraño, pues esta reunión se dio en febrero pasado y, hasta el momento, la Presidencia de la República no había expresado su malestar por estos hechos que son negados por los legisladores presentes.

Con su decisión de no recibir a la comisión “Lava Jato”, pese a la incomodidad que esto le pueda generar, el presidente Kuczynski se abre por mano propia la posibilidad de recibir justificadas críticas y que se hagan más grises las sombras que ya existen sobre su participación en la buena pro dada a Odebrecht para la Interoceánica, por la que según los directivos de dicha compañía, se pagaron coimas a funcionarios públicos de diversos niveles.

tags