Opinión

Marchas y traición

¿Ahora creen que podrán hacer retroceder a un presidente que acaba de traicionar a sus propios votantes?

12 de Enero del 2018 - 09:08 Renato Sandoval

¿En qué acabarán estas marchas contra el indulto a Fujimori? El sentimiento de protesta de un grupo de pobladores es legítimo, pero siento que es una reacción un poco tardía, algo que se caída de maduro y que pudieron evitar el día de la vacancia presidencial. Es obvio que el objetivo es que el presidente Pedro Pablo Kuczysnki retroceda y vuelva a enrejar al exmandatario condenado por diversos crímenes. Pero, ¿es suficiente?

El indulto a Alberto Fujimori es cuestionable por el modo en que Kuczysnki ejecutó sus prerrogativas como jefe de Estado. Es más, el Ejecutivo no puede hacer oídos sordos a la queja de este sector de la población que, al parecer, no fue incluido a la hora de pensar en el año de la reconciliación. ¿Se puede revertir esto?

Para quienes salen a protestar amparados en sus propias ideas, no creo que haya mayor interés que el de llamar la atención del mandatario. Sin embargo, dudo mucho que a quien le dieron su voto para, precisamente, no dejar suelto a Alberto Fujimori, vuelva a mirarlos. Es más, ya respondió que lo dejen trabajar. O sea, vuelta a la página.

Estas movilizaciones multitudinarias distan mucho de las marchas contra el segundo gobierno del exdictador. Inclusive, ni estas protestas consiguieron tumbarse la gestión fujimorista, sino que fue un vladivideo. ¿Ahora creen que podrán hacer retroceder a un presidente que acaba de traicionar a sus propios votantes?

De todas maneras, también hay gente detrás de los manifestantes tratando de crear más inestabilidad de la que ha conseguido el propio gobierno, con el único fin de cultivar sus ideas radicales y cosechar en las próximas elecciones regionales y municipales. Cuidado con esos rojazos infiltrados.

Recuerdo ahora la campaña del no a la revocatoria de Susana Villarán, cuando los brasileños pagados por empresas corruptas dividieron al país entre los que odian y quienes no. Acá pasa lo mismo, pero a la inversa. Y ya saben cuál fue el resultado final. 

tags