Opinión

MEDIO ORIENTE: ¿CUÁL ES EL PROBLEMA CON QATAR?

​Qatar, uno de los siete países que ocupa la península arábiga, ha sido bloqueado por cuatro de ellos: Arabia Saudí, que los lidera, Emiratos Árabes Unidos (EAU), Bahréin y Yemen. Junto a ellos, también Egipto y luego Libia e Islas Maldivas. No lo han hecho Kuwait ni Omán. Qatar, con su capital Doha, país sonado por reuniones internacionales como la famosa Ronda de Doha (2001) sobre comercio internacional, o por haber sido elegido sede del Mundial 2022, es una monarquía absoluta con una población que no supera los 2.7 millones de habitantes en una extensión geográfica de 11,586 km2.

17 de Julio del 2017 - 07:00 Miguel Ángel Rodríguez Mackay

Qatar, uno de los siete países que ocupa la península arábiga, ha sido bloqueado por cuatro de ellos: Arabia Saudí, que los lidera, Emiratos Árabes Unidos (EAU), Bahréin y Yemen. Junto a ellos, también Egipto y luego Libia e Islas Maldivas. No lo han hecho Kuwait ni Omán. Qatar, con su capital Doha, país sonado por reuniones internacionales como la famosa Ronda de Doha (2001) sobre comercio internacional, o por haber sido elegido sede del Mundial 2022, es una monarquía absoluta con una población que no supera los 2.7 millones de habitantes en una extensión geográfica de 11,586 km2. 

El bloqueo es una medida coercitiva que busca afectar a un Estado principalmente en su relación comercial con el mundo, impidiendo la normalidad de lo que ingresa o sale del país. Según los bloqueadores, Qatar respalda a grupos terroristas, y para levantar la medida le exigen el cumplimiento de una lista de 13 puntos, entre los que destaca desvincularse de los extremistas, romper cualquier nivel de relación con Irán, el mayor enemigo de Arabia Saudí, y cerrar la potente cadena televisiva Al Jazeera. Uno de los países más ricos en gas y petróleo del mundo, Qatar parece resistir la medida sin inmutarse, pues el bloqueo de sus vecinos y de otros países ha activado en mayor grado la ayuda alimentaria que por estos días le ofrece Irán, país con el que Qatar ha afianzado alianzas para la venta conjunta del gas. La pregunta de fondo es: ¿qué posición adoptará EE.UU. al respecto? Es aliado tanto de Riad como de Doha. Mientras Donald Trump recientemente ha llegado a un importante acuerdo de venta de armas con el rey Salman de Arabia Saudí, con el Emir Tamím bin Hamad al Thani, líder de Qatar, no puede menos que sonreír, dado que Washington mantiene más de 11,000 militares en su base de Al Uleid, la más grande que tiene en el Medio Oriente. La proyección internacional de Qatar irrita a Arabia Saudí, ganándole protagonismo en la región y en el mundo. El pigmeo supera al gigante. Por allí va la cosa.

tags