Opinión

Momento propicio

COLUMNA: ROLANDO RODRICH

31 de Julio del 2018 - 07:00 Rolando Rodrich

La opinión pública está debidamente sensibilizada contra la corrupción, tanto que es probable que aquel “roba pero hace obras” ya no justifique aceptación de latrocinios a costa de la descomposición institucional. Una cosa es que lo sospeches y te lo cuenten y otra cosa es que escuches de sus propias voces el desparpajo con que trafican con la injusticia. Es propicio entonces el momento para que, en cada ciudad, en cada región, confluyan iniciativas que rompan esas asociaciones mafiosas y perversas que tanto daño y violencia ocasionan. Porque lo que hemos visto que sucede con los operadores de la justicia, en la Lima centralista, sucede igual o parecido en todo el país. Como dice el viejo dicho policiaco, sigan la pista del dinero y encontrarán al delincuente. Si los de arriba dan el mal ejemplo, siempre habrá alguien de abajo que lo imite. La miel que atrae a estas sabandijas es el dinero público (el nuestro, mejor dicho) y ese sabemos por donde circula: en los presupuestos de obras y planillas de los gobiernos regionales y municipalidades, ministerios, universidades nacionales, proyectos y obras dependencias del Estado.

No en todo lugar el periodismo de investigación tendrá las ventajas de un enorme paquete de escuchas telefónicas, pero sí es seguro que encontrarán uno o varios medios informativos serios (como Correo, por ejemplo) dispuestos a darle batalla a grupos mafiosos. Este es el momento para acompañar, desde cada rincón de la patria, esta gran tarea nacional de profilaxis. Nuestras nuevas generaciones merecen que les dejemos un país limpio de tanto vulgar y miserable de “cuello blanco”, como irónicamente han denominado a esta banda del Callao.

tags