Opinión

No avanzar es retroceder

Parece inevitable que el gobierno se vaya debilitando, y sumiéndose en una parálisis

10 de Junio del 2018 - 08:02 Pedro José de Zavala

La caída en la aprobación del presidente Vizcarra ha pasado de 54% a 45% y el incremento de su desaprobación, de 19% a 44% en un mes, nos habla de un rápido deterioro del Ejecutivo. Esto es preocupante si recordamos que no cuenta con representación parlamentaria. Los ciudadanos consideran positivo que el Presidente viaje a provincias a ver en persona las necesidades de la población (10%); sin embargo, la mayor crítica es que no hay mejora alguna y que todo sigue igual (20%).

A pesar de notar algunas mejoras en la economía y de la emoción que genera tener a Perú en el Mundial, podemos esperar que esta situación empeore dadas las marchas y contramarchas que está mostrando el Ejecutivo y la permeabilidad en aceptar las demandas de todos los sectores del país en pro de evitar conflictos. Parece inevitable que el Gobierno se vaya debilitando, y sumiéndose en una parálisis.

Por otro lado, la salida del Congreso de Kenji Fujimori, Bienvenido Ramírez y Guillermo Bocángel le devuelve al fujimorismo tres votos que había perdido. No parece que Fuerza Popular quiera utilizar esta influencia para entorpecer la gestión de Vizcarra, pero tampoco para apoyarlo. El foco de Fuerza Popular parece estar en las próximas elecciones regionales y municipales, lo que ha suscitado la reaparición de Keiko Fujimori con el objetivo de respaldar a sus candidatos a lo largo y ancho del país.

Podemos concluir que si bien el conflicto político ha bajado a niveles razonables, no se ha logrado contribuir a la mejora de la situación del país. Esto se debe en parte a la poca capacidad del Ejecutivo para implementar acciones que a corto plazo den señales de mejoras reales para el ciudadano de a pie, a pesar de la poca oposición del Legislativo, en una actitud que debería mantener para que su lideresa pueda recuperar la aprobación que necesita de cara a las elecciones del 2021.

Si bien esta situación es mejor que la que teníamos con PPK, está lejos de ser ideal, pues lamentablemente el Perú es un país que cuando no avanza, retrocede.

tags