Opinión

​No está mal bromear de vez en cuando

La obvia madurez que trae consigo PPK ha sido hábilmente equilibrada esta semana con la “broma” sobre el nuevo premier

24 de Junio del 2016 - 06:20 Jaime Chincha

La obvia madurez que trae consigo PPK ha sido hábilmente equilibrada esta semana con la “broma” sobre el nuevo premier. Con una charada, el electo presidente se puso a jugar con los periodistas respecto a los rasgos de su próxima mano derecha en el gobierno. Joven, independiente y gordito, anticipó entre risas y retruques de los reporteros.

Todos quienes lo escuchamos entramos a la dinámica lúdica de Kuczynski. ¿Ferrero, Carranza o Zavala? Los tres tienen sobradas credenciales para encontrar consensos entre el Ejecutivo y los gremios, sindicatos y gobiernos regionales; tejiendo finamente la agenda a generar, vía acuerdos, en el Parlamento.

Lo bueno de la “broma” es que trae a la política aires frescos y distendidos, para así lidiar con la insaciable búsqueda periodística de la primicia por conocer al equipo ministerial de un gobierno entrante. Lo malo es que hubiera sido mejor si Meche Aráoz no sale a enmendarle la plana, sino que él mismo, vía el Twitter por ejemplo, completaba la estrategia del presidente con buena onda que se da tiempo para el arte de la intriga.

Sobre esto último, un ppkausa me susurró en voz baja hace unos días que nunca había visto a los vicepresidentes con “tanto poder”. Al final, el juego se acabó con el anuncio de que el 10 de julio el país sabrá quiénes serán los ministros que den la largada. Muy aparte de los retos que PPK tiene en frente con los fujimoristas y la izquierda, es bueno ver un rostro que hace más amigable la institución presidencial. Quizá un presidente a lo Obama, dándose licencias para humanizar el siempre duro trabajo palaciego.

tags