Opinión

Nueva gobernanza para un sistema educativo de calidad

COLUMNA: IDEL VEXLER

23 de Abril del 2019 - 07:00 Idel Vexler

Es indudable que todos aspiramos a la existencia en nuestro país de un sistema educativo renovado, articulado y flexible que permita la fluidez e interconexión de los estudios formativos y especializados en sus diferentes etapas, modalidades, niveles, formas y ciclos, teniendo en cuenta las exigencias disruptivas del presente y el porvenir. Pero que, sobre todo, favorezca el acceso, permanencia y conclusión de estudios significativos, con igualdad de oportunidades para todos; con un enfoque integral de derechos; con propuestas pedagógicas alternativas para las poblaciones urbanas, rurales, originarias y con necesidades educativas especiales; y para los grupos etarios que están excluidos de los procesos educativos.

Para el efecto, debemos avanzar al 2036 hacia una gestión educativa descentralizada, unitaria, reformada, eficaz, eficiente y ética, centrada en el logro de los aprendizajes de los estudiantes a través de la mejora óptima, oportuna y congruente de los procesos institucionales, administrativos, académicos y pedagógicos de las instituciones de enseñanza de formación básica, técnico profesional, así como de educación superior (institutos, escuelas y universidades). Y, ciertamente, que gerencia positivamente el talento humano docente, directivo e investigativo; y que facilita la suficiente dotación y ejecución de presupuestos para tener espacios físicos, mobiliario, equipamiento, medios didácticos, así como tecnologías apropiadas de la información y la comunicación.

Estoy seguro de que el Proyecto Educativo Nacional al 2036, que viene trabajando el Consejo Nacional de Educación, recogerá los aportes de los peruanos para avanzar hacia un gobierno eficaz y ético para un sistema educativo de calidad que forme, a lo largo de la vida, personas saludables física y mentalmente, ciudadanos con valores, así como seres productivos e innovadores. Participemos todos.

tags