Opinión

Otra tragedia en pistas del centro

COLUMNA: JORGE ESTEVES ALFARO

07 de Noviembre del 2019 - 07:00 Jorge Esteves

El último fin de semana, una combi de la empresa El Triunfo, que cubría la ruta Huancayo-Chupaca, se cayó al río Mantaro, dejando como saldo ocho muertos. La tragedia causó gran impacto y puso nuevamente sobre el tapete la desidia y la informalidad en el sistema de transportes en esta parte del país.

El vehículo tenía fallas mecánicas y se le vaciaron los frenos. Por eso, fue directamente hacia el río en la zona del “Caminito de Huancayo”. Al margen de este problema, esta vía es en bajada y en curva; pese a ello, no hay señalizaciones ni reductores de velocidad.

Hubo una evidente falta no solo del conductor y la empresa de transportes, sino también de las autoridades. La negligencia ha sido un factor común en esta dolorosa circunstancia.

Las autoridades regionales, provinciales y distritales tienen mucho que ver en esto, pero todas miran al costado. Es cualidad de quien gobierna crear reglas y ordenanzas para que se cumplan y permitan el desarrollo armonioso de la ciudad. Me hace recordar al episodio trágico de hace menos de un mes en el distrito de Huancán, al sur de Huancayo, donde murieron siete personas al caerse un techo durante unas celebraciones patronales. La informalidad de este local fue flagrante, pero no hay responsables. La impunidad es alarmante.

En esta situación, no solo se necesita la profunda solidaridad con las víctimas y sus deudos, sino principalmente la vigilante adhesión y el espíritu de reclamo de la gente para que estos hechos no vuelvan a ocurrir.

tags