Opinión

Para que no se salgan con las suyas

Portada de varios medios y noticia principal fue ayer la incursión delincuencial que sufrieron familiares de la congresista Marisa Glave en su vivienda de Miraflores, Lima, a plena luz del día y con violencia por parte de los facinerosos

06 de Mayo del 2017 - 07:30 Editorial

Portada de varios medios y noticia principal fue ayer la incursión delincuencial que sufrieron familiares de la congresista Marisa Glave en su vivienda de Miraflores, Lima, a plena luz del día y con violencia por parte de los facinerosos.

Este hecho, que no es aislado, refleja la situación que se vive en la capital, Piura, Trujillo, Huancayo, Arequipa o en cualquier ciudad del interior del país, donde la población considera como principal demanda a los gobernantes resolver o al menos disminuir los niveles de inseguridad. 

Hay resultados tibios por parte de la Policía Nacional en la captura de delincuentes, dado que la violencia en las calles es imparable. Por ello es necesario un mayor despliegue del que realizan. La captura de ciertos malos individuos que viven de acciones al margen de la ley a veces queda en nada, ya que existen normas que en cierta dimensión “amparan” a los delincuentes, quienes podían recuperar rápidamente su libertad argumentando exceso de detención, lo cual venía pasando. Así estaban hechas las normas. 

Sin embargo, esa figura cambiará con la reforma constitucional que permite a la Policía retener a un intervenido, si es considerado como parte de una organización criminal, por 15 días y ya no solo 24 horas para las investigaciones.

Es una medida positiva aprobada por el pleno del Congreso el jueves último y como bien resume su presidenta, Luz Salgado, “esta norma va a permitir que estas bandas criminales no se salgan con la suya”. Leyes o reformas se requieren con más celeridad para ayudar a combatir la inseguridad y violencia que ponen a todos en peligro.

tags