Opinión

Pasando piola

COLUMNA: IVÁN SLOCOVICH

06 de Agosto del 2018 - 07:30 IVÁN SLOCOVICH PARDO

La detención de la banda de delincuentes encabezada por el alcalde de La Victoria, Elías Cuba, debe hacer encender las alarmas con respecto al accionar del dueño del partido Podemos Perú, el excongresista José “Pepe” Luna, pues el candidato a la alcaldía de La Molina por esta agrupación, Mario Muchaypiña, también ha sido arrestado, mientras que en la lista de aspirantes a regidores victorianos se encontraba Sara Cuba, hija del detenido burgomaestre.

Tengamos en cuenta que el sábado último Luis Castañeda Pardo ha acusado a “Pepe” Luna, ex secretario general de Solidaridad Nacional en el 2014, de haber incluido en la lista de candidatos a las alcaldías distritales de Lima para los comicios de ese año a Cuba y a otros cuatro burgomaestres con prontuario, de los cuales dos están en la cárcel (los de Villa María del Triunfo y Santa Rosa) y otros dos prófugos (los de San Juan de Lurigancho y San Bartolo).

Es obvio que el joven Castañeda Pardo está tratando de culpar a Luna por los delincuentes que Solidaridad Nacional ha “aportado” como alcaldes a cinco distritos de Lima para que no se señale a su padre, el verdadero líder del partido, pero llama la atención que nuevamente el actual dueño de Podemos Perú y de la universidad/negocio Telesup aparezca señalado por designaciones de candidatos nada santos.

No olvidemos que Luna -hombre de billetera gruesa y eternas aspiraciones políticas- ha sido vinculado a las oscuras movidas en la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE) que motivaron la suspensión de su titular, Adolfo Castillo, por el presunto favorecimiento a la inscripción de Podemos Perú, con la aparente participación del exoperador montesinista José Cavassa, detenido la semana pasada por sus nexos con “Los Cuellos Blancos del Puerto”.

En dos meses tendremos elecciones regionales y municipales, y será muy bueno que desde ahora sepamos quién es quién en estos comicios. Conozcamos quiénes han estado detrás de la designación de delincuentes como candidatos para no votar por ellos, si es que antes la Policía no los ha metido presos junto con sus promotores. Tenemos el poder de usar nuestro voto para rechazar a los falsos valores de la política.

tags