Opinión

Pasar de las palabras a la acción inmediata

Editorial

25 de Noviembre del 2017 - 07:05 Editorial

Faltan treinta y cinco días para que termine el 2017 y las cifras sobre la violencia contra la mujer en el país son preocupantes: 94 feminicidios, 175 tentativas de feminicidio y 17 mil denuncias contra la libertad sexual de mujeres. Estos son números oficiales y escalofriantes que maneja el Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables (MIMP). Como se ha informado y reclamado en los últimos días, es urgente y necesario pasar de las buenas intenciones a la acción inmediata, donde las diferentes entidades se comprometan a actuar de manera oportuna, en especial mediante la asistencia inmediata a las víctimas de todo tipo de agresiones.

Sorprende la lentitud con que ciertas dependencias, a través de su personal, tratan estos casos y la poca preocupación que ponen para apoyar a quienes sufrieron actos de violencia.

En este aspecto, por ejemplo, es donde se necesita un cambio radical en los procedimientos de asistencia psicológica y psiquiátrica; estos deben tener tiempos menores y no esperar que pasen semanas y meses para recién atender a los agredidos. Ello sucede en la actualidad y es una terrible deficiencia que puede estar ocurriendo por falta de personal que tenga criterio y raciocinio para cumplir con su trabajo oportuno.

La ministra de la Mujer, Ana María Choquehuanca, en recientes declaraciones a Correo, ha puesto de manifiesto un listado de buenas intenciones y se espera que estas se concreten, entre ellas la asistencia inmediata a las personas agredidas. Es hora de actuar y con resultados.

tags