Opinión

Periodismo sin cárcel

COLUMNA: ALBERTO DE BELAUNDE

14 de Abril del 2019 - 07:00 Alberto de Belaunde

En el Perú, la actual regulación de los delitos contra el honor genera que muchos periodistas ejerzan su trabajo con el riesgo latente de ir a prisión. Esto ha permitido que históricamente el poder corrompido emplee la vía judicial para buscar controlar a la prensa independiente. Los casos de César Álvarez y la red Orellana son claros ejemplos de cómo el derecho penal terminó siendo un instrumento a favor de la impunidad para este tipo de organizaciones, y en contra de los periodistas denunciados.

Por ello, los congresistas de la Bancada Liberal hemos presentado un proyecto de ley que plantea despenalizar los delitos contra el honor y a la vez establecer un proceso de rectificación y sanción por la vía civil. De esta forma buscamos fortalecer el ejercicio de los derechos a la libertad de expresión e información, en armonía con el reconocimiento al derecho al honor.

No buscamos impunidad para quienes emplean el periodismo para mentir o difamar. Lo que creemos es que este tipo de infracciones deben ser sancionables a través de un proceso civil ágil que garantice una pronta respuesta al agraviado. Ello en consonancia con la tendencia internacional, que apuesta por la despenalización, y con los pronunciamientos de los relatores para la libertad de expresión de la OEA y la ONU, que consideran que la amenaza de prisión es utilizada en la práctica como una herramienta de intimidación.

Hasta el momento, el Congreso solo había presentado iniciativas que dañaban la libertad de prensa. Este proyecto busca, por el contrario, fortalecerla. Esperamos un debate serio y plural sobre el tema. 

tags