Opinión

PERÚ-BOLIVIA: GAS Y MANCOMUNIDAD E INDIVISIBILIDAD DEL LAGO TITICACA

COLUMNA: MIGUEL ÁNGEL RODRÍGUEZ MACKAY

03 de Septiembre del 2018 - 07:00 Miguel Ángel Rodríguez Mackay

Hoy se realiza en la ciudad boliviana de Cobija el IV Gabinete Binacional Perú-Bolivia. Los anteriores fueron en Lima, Sucre y Puno. Está muy bien que lo sea en zona de frontera -pegado a Brasil- para relievar la intención descentralizadora y periférica de nuestros países. El centralismo negó toda posibilidad a la política de fronteras vivas que es esencial para el desarrollo. Acercar el Estado y todo su tamaño hacia las zonas fronterizas siempre fue un enorme reto, y hacerlo ahora debe coadyuvar para asumirlo como política de Estado. Los pobladores de los rincones de un país se ven realmente identificadas con la autoridad nacional cuando esta llega hasta ellos. Esta vez eso lo están viviendo los bolivianos de esos lares. En términos de costos, la logística que demanda el traslado del jefe de Estado, y su gabinete de ministros -supone también una cuota de vigor y energía humanas- jamás serán equiparables a la rentabilidad político-social de su resultado. En este tipo de reuniones bilaterales suele darse la firma de una declaración conjunta que sella los compromisos de los gobiernos, y relievan por el rigor de su cotejo anual para medir el tamaño de su utilidad.

Ahora bien, hay dos temas relevantes desde el Perú en este encuentro entre los varios de la importante agenda: el anuncio del presidente Vizcarra de usar el gas natural boliviano y la oferta para que Bolivia maximice una salida comercial al mundo por el sur del Perú. Siendo los dos asuntos estratégicos e inherentes a la seguridad y defensa nacional, tranquiliza que entre los ministros escogidos para este viaje -son 19 y no siempre van todos- lo acompañe el de Defensa, pues al canciller lo doy por descontado. Nuestra mirada en los dos referidos temas debe ser pulcra y minuciosa y José Huerta conoce su trabajo y aportará en esa mirada integradora con Bolivia, cuidando los intereses del país a la luz de la histórica mancomunidad e indivisibilidad del lago Titicaca y mirando desde afuera, como corresponde, el delicado momento que viven Bolivia y Chile al mantener ambos Estados una relación bilateral judicializada. 

tags