Opinión

A pesar de todo, el país avanza y eso es bueno

Sin embargo, como decía el filósofo griego Aristóteles: “La esperanza es el sueño de un hombre despierto”

21 de Julio del 2018 - 07:45 Editorial

Por la avalancha de casos de corrupción revelados en los últimos días y que salpicó a diversas instituciones del Estado se piensa que todo lo que pasa en el país es malo, provocando desesperanza, desconfianza y oscureciendo el futuro para los 32 millones de peruanos que viven en el territorio nacional.

Sin embargo, como decía el filósofo griego Aristóteles: “La esperanza es el sueño de un hombre despierto” y eso debe mantenerse entre quienes esperan que el país cambie algún día, y qué mejor si llegamos al 2021 con las reformas reclamadas por la mayoría y expresadas en frecuentes estudios de mercado donde la lucha contra la corrupción es lo primero que exige, entre otras. La avalancha de corrupción, lamentablemente, opacó en la última semana una noticia que debe ser la palanca para recuperar la confianza que mantenga despiertos a los peruanos: el crecimiento de la economía durante mayo fue de 6.43%.

Son cifras alentadoras y que demuestran que no todo es malo en el país y que, pese a tantos golpes y decepciones que nos da un buen número de gobernantes, el peruano de a pie sigue trabajando y demostrando que su esfuerzo mantiene la estabilidad democrática.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI), en mayo la producción nacional tuvo el impulso de la demanda externa (exportación) de productos no tradicionales (con valor agregado, que requiere más mano de obra).

Hay que celebrar eso y no bajemos la guardia en la lucha contra la corrupción.

tags