Opinión

Pleno agrario

COLUMNA: ALBERTO QUINTANILLA CHACÓN

19 de Junio del 2019 - 07:00 Alberto Quintanilla Chacón

El viernes 14 de junio, por primera vez en la historia republicana, el Parlamento realizó un “pleno agrario” con la finalidad de impulsar los sectores agrario y forestal. Se aprobaron 14 proyectos de ley sobre: descontaminación, conservación y protección de cuencas ubicadas en el departamento de Puno, incentivos para la instalación de plantaciones forestales, promoción de acciones estratégicas para el desarrollo competitivo del productor de papa y establecimiento del Plan Multisectorial de Producción Planificada de Papa, promoción de la reducción y prevención de pérdidas y desperdicio de alimentos en todas las etapas de la cadena alimentaria, desde la producción primaria hasta el consumo humano, promoción del acceso de información sobre el origen de los alimentos, entre otros.

En el Perú, el agro es uno de los sectores más olvidados por los gobiernos, ya que el manejo económico prioriza la ganancia y la extracción de recursos para la exportación primaria, descuidando la seguridad alimentaria y a las miles de familias campesinas que con pobreza de recursos viven, sobre todo, en las zonas altoandinas, enfrentando condiciones adversas.

Los países, más allá de su modelo económico y la ideología, protegen su agricultura, conscientes de las dificultades que esta enfrenta por la disparidad en la adopción de tecnologías, por el subsidio que brinda a la economía urbana ante el deterioro constante de sus precios frente a los productos industriales, y por la necesidad de asegurar la capacidad productiva que alimenta a sus habitantes.

El Estado tiene que cumplir un rol fundamental: desarrollar políticas públicas de carácter nacional que potencien nuestra capacidad productiva y articular la planificación en el sembrío y cultivo de productos del campo. Miremos hacia Europa y el propio Estados Unidos. No podemos terminar siendo más papistas que el papa, descuidando nuestra capacidad agrícola.

tags