Opinión

¿Podrá?

COLUMNA: IVÁN SLOCOVICH PARDO

03 de Octubre del 2019 - 07:00 Iván Slocovich Pardo

Ya que el presidente Martín Vizcarra ha decidido disolver el Congreso de manera dudosa y dejando en el ambiente un fuerte olor a inconstitucionalidad, lo cierto es que en adelante, sin el “cuco” del fujimorismo, sin “obstruccionismo” y con la cancha libre para dirigir los destinos del país, será interesante ver qué medidas se aplican desde el Poder Ejecutivo para frenar los grandes problemas que afectan al país y que exigen ser solucionados.

A eso se suma que, al menos por ahora, el presidente Vizcarra cuenta con el apoyo popular necesario para tomar acciones. Ya no podrá culpar a la oposición, ni afirmar que sus rivales le jalan la alfombra a sus decisiones, o que los corruptos actúan con total impunidad, pues ya no hay blindajes ni nada de eso. Ahora el jefe de Estado cuenta con todos los poderes para sacar adelante un país que hace mucho tiempo necesita gestión.

Si antes la raíz de todos los males estaba en el impresentable Congreso, pues este, en la práctica, ya quedó fuera de juego, sea legal o no su disolución. ¿Habrá ahora más seguridad en las calles? ¿Dejarán de robar y matar por un celular? ¿Bajarán los vergonzosos niveles de anemia? ¿Se alcanzará este año un crecimiento económico de 3.5%? ¿La Policía pondrá tras las rejas a Edwin Donayre? ¿Se eliminará a los narcoterroristas del Vraem?

Si el presidente Vizcarra no sabe reemplazar su estrategia de confrontación con sus rivales políticos por una gestión eficiente y honesta que lleve a resultados palpables en la mayoría de peruanos, en pocos meses veremos a la gente nuevamente en las calles, pero ya no para pedir el envío al olvido de los becerriles, lescanos, ponces, vieiras, hinostrozas y chávarrys, sino para exigirle al Mandatario que haga gestión y solucione los problemas del país.

Vizcarra lleva año y medio en el cargo, y es poco lo que se ha visto de gestión. Veamos la reconstrucción del norte tras El Niño costero. Si vivíamos en los tiempos de la bronca, ahora debemos entrar a una etapa en la que siempre hemos debido estar: la de la gestión a favor de los peruanos. ¿Se podrá? ¿El futuro gabinete a cargo de Vicente Zeballos, el hombre al que le gusta el “Estado empresario”, podrá dar la batalla? Espero que sí.

tags