Los eventos La Niña se caracterizan por un mar más frío que el promedio y es la contraparte de los eventos El Niño. Sin embargo, hay algunas diferencias importantes entre ambos, por ej. El Niño tiende a alcanzar mayores intensidades que La Niña, mientras que la duración de La Niña tiende a ser mayor.

La Comisión ENFEN prevé que el actual evento La Niña estaría llegando a su fin en nuestra costa, durando quizás un mes más en el Pacífico central. Según el Índice Costero El Niño (ICEN) del ENFEN, nuestro mar ha estado suficientemente frío para calificar como un evento La Niña en nuestra costa desde finales del 2021, pero las temperaturas han estado bajo el promedio, aunque sea ligeramente, desde hace dos años y medio. Por otro lado, La Niña en el Pacífico central empezó en la segunda mitad del 2020 y, esta región por estar más conectada con las variaciones atmosféricas y oceánicas en el Pacífico tropical, habría sido lo que propició el frío en nuestra costa.

La comunidad científica aún no llega a un consenso de por qué duró tanto este evento, pero se conocen algunas posibles causas. En eventos pasados, después de un evento El Niño extremo, como en 1998, ocurrió una fuerte descarga de calor oceánico que generó La Niña por uno o más años, pero este no fue el caso ahora. Otra posibilidad es la perturbación de la atmósfera en el Pacífico por influencia de los océanos Atlántico e Índico. También es posible un aumento de los vientos alisios originado por otras interacciones océano-atmósfera en el mismo Pacífico.

El entender estas causas es importante para poder mejorar los pronósticos, por ello en el IGP realizamos investigación científica sobre El Niño y La Niña para seguir haciendo “Ciencia para protegernos, ciencia para avanzar”.

TAGS RELACIONADOS