Opinión

Por un debate serio del acoso político

Columna de Alberto de Belaunde

19 de Noviembre del 2017 - 07:32 Alberto de Belaunde

El pasado martes, la Comisión de la Justicia del Congreso agendó un tema muy importante: el acoso político contra las mujeres. La idea era debatir una iniciativa que había tenido apoyo unánime en la Comisión de la Mujer del anterior periodo congresal y, a la vez, recoger aportes y ver si se podía obtener el consenso necesario para aprobarla.Este tipo de acoso impide que las mujeres puedan ejercer libremente sus derechos políticos. Por ello, el proyecto busca combatir los actos que atentan contra su integridad como la agresión, amenaza directa o a través de terceros. La iniciativa es apoyada por la Defensoría del Pueblo, los ministerios de Mujer y Justicia, y un gran sector de la sociedad civil. Además, existen estudios que señalan que al menos 3 de cada 10 candidatas a consejeras regionales en las elecciones de 2014 declararon haber sido víctimas de este tipo de actos.Lamentablemente, durante el debate en la comisión, muchas voces señalaron que era una norma innecesaria y que debía archivarse. En paralelo a ello, la congresista Gloria Montenegro recibía insultos intimidatorios de parte de un colega en la Comisión de Defensa del Consumidor, solo por ejercer su labor parlamentaria. Tal hecho, además de ser sintomático y paradójico, es una clara muestra de que estamos ante un problema real y urgente, que incluso llega a darse dentro del Parlamento.Confío en que el tiempo y el espíritu de unión que nos ha dado el fútbol permita que mis colegas logren una mejor reflexión sobre este importante tema. Las mujeres que participan en política merecen un debate serio y responsable de esta iniciativa. No las defraudemos.

tags