Opinión

PPK y comisión “Lava Jato”: el que se excusa se acusa (II)

Columna de Rolando Sousa

05 de Noviembre del 2017 - 07:47 Rolando Sousa

La inmunidad de juicio en la que se ampara PPK para no asistir a la comisión “Lava Jato” no constituye impedimento para comparecer por actuaciones funcionales que ha realizado antes del ejercicio de la presidencia -en su caso, como Ministro de un Gobierno anterior-. Entonces, es perfectamente aplicable el artículo 97°, que obliga a toda persona a comparecer ante las comisiones investigadoras del Congreso por asuntos de interés público, más aún cuando su declaración es crucial para el esclarecimiento de los hechos investigados.Por ello, la comparecencia debe ser personal y no por escrito, como ha pretendido PPK. Se procede incluso peor cuando se da “respuesta” anticipada a un cuestionario inexistente, mediante una larga carta que deja más dudas que las que pretende despejar. En ella, justifica su inasistencia basado en una opinión consultiva de la Comisión de Constitución del Congreso; aunque esta fue emitida “en relación a la asistencia de un fiscal ante una comisión investigadora” y no para desarrollar un análisis constitucional de la comparecencia de un presidente ante la misma, constando apenas un comentario innecesario del texto del artículo 117º sin ningún análisis constitucional que lo sustente. Sin embargo, lo más grave es que del texto de la propia carta se desprende que existen muchas interrogantes que solo su respuesta, directa y espontánea, puede esclarecer. En una atmósfera política en la que la corrupción ha pasado al primer lugar de los problemas nacionales, resulta inaudito que el propio Jefe de Estado, quien debe encabezar la lucha contra este flagelo, eluda su obligación de esclarecer hechos que lo comprometerían personalmente en actos de grave corrupción, que están siendo investigados por la Comisión. En este caso, cabe a PPK el aforismo: “el que se excusa se acusa”.

tags