Opinión

Prueba PISA 2015: bien y mal

​Hace algunos días se conocieron los niveles de logro de 69 países participantes en la prueba internacional PISA 2015, en la que intervinieron alumnos de 15 años o más.

14 de Diciembre del 2016 - 04:55 Idel Vexler

Hace algunos días se conocieron los niveles de logro de 69 países participantes en la prueba internacional PISA 2015, en la que intervinieron alumnos de 15 años o más. La muestra del Perú corresponde a 6971 jóvenes que pertenecen a 281 colegios públicos y privados. El Perú muestra mejoras con relación al resultado de 2012. Logra 24 puntos más en Ciencias (C), 14 en Lectura (L) y 19 en Matemática (M). Este avance se viene observando desde 2009, en que fuimos la nación que más mejoró en el mundo en L con 43 puntos. El año 2012 se progresó 14 puntos más en esta área de aprendizaje. Bien. Ahora ya no estamos en el último lugar del ranking entre 65 países que participaron el 2012. Estamos en el 63 de 69. Pero debe tenerse en cuenta que Perú a los que supera son Kosovo, Líbano, Argelia y República Dominicana, que no intervinieron el 2012. ¿Bien? Esta evaluación mundial tiene cuestionamientos que son válidos. Por ejemplo, no tiene en cuenta la realidad latinoamericana y los exámenes se elaboran de acuerdo con las altas expectativas de estándares de aprendizaje de los países del Primer Mundo. Por eso, para una comparación confiable, es recomendable más bien ver cómo está nuestro país con relación a los de Latinoamérica. A excepción de República Dominicana, que interviene por primera vez y está mal en L, C y M, estamos en el último lugar en L y C. Chile nos lleva más de 50 puntos en cada caso. Mal. El Minedu expresa que hemos tenido un buen logro en M porque estamos mejor, por encima de Brasil, pero que es el colero de la tabla. ¿Este resultado nos debe regocijar? Mal. Espero que estos puntos de vista contribuyan a la reflexión educativa para valorar y reconocer los avances y tomar -autocríticamente y con optimismo- las decisiones correspondientes de mejoramiento educativo. Estoy seguro de que el gobierno de Kuczynski asumirá el desafío.