Opinión

Puerto caliente

COLUMNA: IVÁN SLOCOVICH

12 de Marzo del 2019 - 07:30 IVÁN SLOCOVICH PARDO

La entrada en funciones del nuevo gabinete ministerial a cargo de Salvador del Solar -y todo el revuelo político que eso genera- no debe hacer que se deje de lado el audio difundido el domingo último por el programa Panorama, en el que se escucha al vicegobernador de la Región Callao, Constantino Galarza, nada menos que coordinando lo que sería el asesinato a balazos del gobernador, Dante Mandriotti, mientras se dirige a su academia de fútbol.

Tanto Mandriotti como Galarza acaban de asumir funciones en el Primer Puerto tras ser elegidos por la agrupación Por Ti Callao. Sin embargo, la conversación en que se escucha la voz del vicegobernador deja entrever que entre ambos hay serias diferencias. Lo grave es que el audio muestra cómo el segundo de la región planea con lujo de detalles cómo debería ser el crimen de la persona a la que en caso de muerte debería reemplazar durante los próximos cuatro años.

Esto merece una exhaustiva investigación del Ministerio Público. Si lo que el audio muestra es cierto, tendríamos que hasta los corruptos de Chim Pum Callao serían unos bebés de pecho al lado de elementos como Galarza, quien incluso parece coordinar la llegada de sicarios colombianos o mexicanos para asesinar a Mandriotti, todo con el aparente propósito de favorecer a una empresa en la ejecución de la obra de la Costa Verde.

De ser cierto esto, tendríamos que el Callao habría pasado de la mafia anterior a la actual de Galarza y sus pistoleros. No olvidemos tampoco que días antes de las últimas elecciones regionales y municipales el Poder Judicial dictó una orden de captura contra el propio Mandriotti por sus presuntos nexos con la banda denominada “Los Malditos de Angamos”, por lo que estuvo en la clandestinidad por algunas semanas.

El descargo de Galarza ante la difusión del audio ha sido sumamente débil y poco creíble. Dice que se trató de un “exabrupto” y que el diálogo ha sido editado. Lo que dicen todos. Por ello, el asunto debe ser investigado de inmediato. Lo que hemos visto hasta ahora es una autoridad pública planeando un asesinato con sicarios mexicanos y colombianos. Habría que preguntarnos si en el reino del arresto preventivo este señor debe seguir en libertad.

tags