Opinión

¿Qué celebramos hoy por ellas?

¿Cómo acusar a una víctima de abuso por el simple hecho de verse atractiva y cruzarse con un energúmeno delincuente?

08 de Marzo del 2018 - 09:30 Renato Sandoval

Hoy no puedo celebrar el Día Internacional de la Mujer porque ellas siguen siendo relegadas por nosotros, a quienes desde niños nos han asegurado que por ser hombres tenemos ventaja sobre las mujeres. Según la lógica cavernícola, la fuerza física es superior a la mental.

Tampoco puedo festejar por el día de la mujer mientras excusemos a los violadores porque las jóvenes llevan falda y lucen maquillaje en la noche. ¿Cómo acusar a una víctima de abuso por el simple hecho de verse atractiva y cruzarse con un energúmeno delincuente?

Lamento decirles que si hoy homenajeamos a las mujeres estaríamos siendo la sociedad más hipócrita del universo. Escupimos una verdad cuando consideramos que la mujer no puede hacer esto o aquello por el simple hecho de nacer con una vagina.

¿Somos una sociedad machista? El mundo lo es y nosotros hemos sido parte de esa escena repetida en la que un hombre arrastra del cabello a una mujer para enamorarla. Nos hemos comido el cuento de que “más te pego más te quiero” es amor de serranos. ¡No es amor ni de chinos!

Pensar que en este nuevo siglo las mujeres latinas son más libres porque no caminan con burka y pueden marchar en las calles, es una miopía machista. Observen bien cómo el taxista maleante se lanza con un rosario de insultos por el solo hecho de atreverse a reclamar.

Las mujeres no deciden porque el Estado lo hace por ellas. Hasta las violadas -incluso las niñas- no tienen el derecho de elegir, menos sus padres. Desde el Congreso de la República, un parlamentario escoge lo que es mejor para ellas y en defensa de la vida te condena a seguir como si nada hubiera pasada. ¡Regalo de Dios!

En realidad, ¿qué celebramos?, ¿que un calato arrastre a una joven para irse a bañar?, ¿que un profesor abuse de su poder para tocar a una niña?, ¿que un jefe someta a su trabajadora si quiere un aumento de sueldo?, ¿que en la comisaría se burlen de la violada? En el Perú no podemos festejar, todavía. 

tags