Opinión

¿QUÉ ES LA RUPTURA DE LAS RELACIONES DIPLOMÁTICAS?

COLUMNA: MIGUEL ÁNGEL RODRÍGUEZ MACKAY

11 de Enero del 2019 - 07:00 Miguel Ángel Rodríguez Mackay

A propósito de la decisión de Paraguay de romper relaciones diplomáticas con Venezuela, por la nueva posesión de mando de Nicolás Maduro, digamos en primer lugar que las relaciones diplomáticas constituyen las vinculaciones al más alto nivel político entre los Estados, sean vecinos o no, en su calidad de sujetos del Derecho Internacional. Históricamente fue la Paz de Westfalia de 1648, que puso fin a la Guerra de los Treinta Años en Europa, el punto de partida para el establecimiento de las relaciones bilaterales por la aparición del concepto de representación. Al surgir el Estado como sociedad jurídicamente organizada, fueron los monarcas y los jefes de Estado, en general, los que se hacían representar en otro Estado. Con los años y la evolución de las sociedades nacionales, la representación fue consolidada como la representación del Estado, cuyas actuaciones suponían responsabilidad internacional. Ya en el siglo XX de la bilateralidad que fue relevante milenariamente, las relaciones entre Estados pasaron al nivel multilateral, apareciendo incluso las organizaciones internacionales, nuevos sujetos del derecho internacional con carácter neutral.

Después de la Guerra de 1939-1945, que mostró abiertamente la colisión entre los Estados por los actos bélicos, aparecen los acuerdos entre los Estados para asegurar relaciones bilaterales fundadas en la paz. Así fueron capaces de consensuar en 1961 la denominada Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas, que establece las normas para la mejor vinculación entre los Estados, relievando la representación a través de las Misiones Diplomáticas o Embajadas. Se trató de un gran avance para la paz y la armonía entre los Estados. Frente a todo lo anterior, sin embargo, nadie puede asegurar la perpetuidad de una vinculación armoniosa, por lo que el artículo 45° de la Convención contempla la ruptura de las relaciones diplomáticas, que quiebra a todo nivel dicha vinculación por la enemistad manifiesta debido a una causal grave. Siendo unilateral termina siendo recíproca, por lo que Venezuela deberá cerrar su Embajada en Paraguay, aunque subsistiendo las relaciones consulares, como sucede entre Bolivia y Chile. 

tags