Opinión

Qué horror esto de Movadef...

11 de Enero del 2012 - 05:16 Aldo Mariátegui

- Tras la salida de Soberón de Devida y conociendo ya un poco a este gobierno, me pregunto ahora qué embajada le darán. Como no ha metido tanto la pata -porque aquí te premian de manera inversamente proporcional a tus desatinos- como Eguiguren con los comandos, Burneo con las parientas o García Naranjo con los bailes, me imagino que lo mandarán a un país de perfil bajo, tipo Nicaragua, tal como hicieron con Rudy Vega.

- No me extraña para nada que una mujer tan desatinada y rojimia como Greta Minaya vote a favor de que el Movadef -la fachada virtual de Sendero- sea un partido político más, pero por lo visto dos miembros más del JNE habrían compartido su escaso criterio. Es realmente ofensivo para quienes vivimos las acciones de los terroristas observar a través de todos estos años el trato que se les da: indemnizaciones ordenadas por la CIDH que provienen de nuestros impuestos; salidas anticipadas de prisión por beneficios; nuevos juicios con menores condenas; juntar sus nombres en "El Ojo que llora" con los de sus víctimas; permisos de viajes; acoso judicial a los uniformados que los combatieron y ahora la legalidad política... Estos caviares y rojos no dejan de escupir sobre el resto de los peruanos.

- Tafur me llama "Derecha Bruta y Achorada". Sí, soy de derecha. Sí soy combativo y acepto gustoso el criollismo "achorado" si se entiende así: creo que a la izquierda se le permitió encimarnos y callarnos con su agresividad por años y ya tocaba responderle en los mismos términos y tonos. Y además, por temperamento, no soy el típico limeño "tibio".

Lo de "bruto" es una apreciación intelectual que no me toca hacer a mí sino a los lectores, pero creo que, a juzgar por el modo en que acabó profesionalmente, Tafur no es tampoco muy inteligente que digamos, como pretende. De Correo se fue de muy mala manera en el 2005 a fundar La Primera, negando hasta el final los rumores de que estaba haciendo otro diario a espaldas de la empresa, llevándose sorpresiva y felonamente a parte del personal, cometiendo feas infidencias por donde iba contra la gente que confió en él y anunciando boconamente en RPP que iba a "enterrar a Correo".

Al toque fracasó completamente en La Primera (que irónicamente ha acabado de vocero humalista), pasó brevemente sin pena ni gloria por Dos dedos de frente (Canal 2) y luego lo echaron sucesivamente de columnista del renacido Expreso de Luis García Miró y de conductor del noticiero Buenos Días, Perú (Canal 5). Estuvo en nada un buen tiempo hasta que entró de radioloro a Radio Capital, en un horario "hueso" de media tarde para taxistas aburridos y amas de casa amodorradas. Tras haber sido un fujimorista furibundo en el Expreso noventero de Calmell del Solar (hoy en cambio ataca al Chino caído que antes ensalzó, igual que AAR y RMP) y un antitoledista implacable en Correo, el año pasado fundó y dirigió -con poca fortuna, porque el Sano y Sagrado acabó quinto en las elecciones- el diario de campaña de Toledo, que hoy en día se ha reconvertido en el defensor y vocero de esa inteligencia administrativa que es la alcaldesa Villarán. Triste destino...

Tal parece que no ha podido superar ese trauma de que le ganamos con Correo y por goleada: quien acabó "enterradazo" fue él en La Primera. Esa debacle personal es la raíz de sus odios hacia mí, que me son irrelevantes, tal como tan irrelevante profesionalmente se ha vuelto él, a quien alguna vez respeté mucho por su capacidad. Hoy tiene un diario que vende apenas 10 mil ejemplares y que "milagrosamente" sobrevive, porque no sé cómo cuadran allí los números con ese tiraje ínfimo y sin publicidad.

Si todo eso significa que él es muy inteligente y yo una agresiva bestia derechista, OK, no hay problema: soy la "DBA". ¡Pero el bruto le ganó al genio! ¡Jua, jua, jua!

tags