Opinión

¿QUÉ SUCEDERÍA SI PETRO Y LÓPEZ OBRADOR FUERAN PRESIDENTES?

COLUMNA: MIGUEL ÁNGEL RODRÍGUEZ MACKAY

06 de Junio del 2018 - 07:00 Miguel Ángel Rodríguez Mackay

El domingo 17 de junio y el domingo 1 de julio habrá elecciones en Colombia y en México, respectivamente. En el caso del país cafetero, será la segunda y definitiva vuelta donde el candidato de la izquierda colombiana, Gustavo Petro, que llegara a la justa electoral al quedar segundo -detrás en 13 puntos del liberal Iván Duque-, podría encimarlo si el amplísimo centro de votantes decidiera darle el apoyo que necesita para derrotar a la derecha de este país que se ha mantenido en el poder por cerca de 50 años. En lo que respecta a México, la aparición y ascendencia imparable de Manuel López Obrador, el candidato de las bases populares mexicanas que se han sentido desplazadas y despreciadas por el saliente Enrique Peña Nieto y, de paso, por el histórico y hoy debilitado Partido Revolucionario Institucional (PRI) que lo llevó al poder. Petro y López Obrador son candidatos de la izquierda latinoamericana, que busca recuperar el espacio ganado al comienzo del siglo por Lula en Brasil, los Kirchner en Argentina, Hugo Chávez en Venezuela, Evo Morales en Bolivia, Rafael Correa en Ecuador, etc.

En los últimos años, la región más bien ha tendido a acabar con los regímenes asistencialistas, proteccionistas y populistas que se mantuvieron por largo tiempo en nuestros países. De hecho, se ha venido hablando del giro copernicano del continente hacia la derecha, queriendo denotar el desgaste de la izquierda política que como tal no es mala ni debemos tener prejuicios sobre ella como estructura ideológica que proyecta una visión del mundo y de la vida; sin embargo, la izquierda se ha mostrado como una caja de Pandora, alejada de las verdaderas necesidades de la población que paradójicamente tanto ha enarbolado. Nuestro continente ya pasó la etapa de las ideologías que por décadas la izquierda defendió con vacío frenesí. Hoy se imponen las reglas de la economía y el pragmatismo con responsabilidad y nadie quiere más retrocesos en la región. Si Petro gana en Colombia -realmente lo dudo- y López Obrador en México -no puedo decir lo mismo- pues, entonces, América Latina giraría nuevamente, pero esta vez a contracorriente de la derecha. Veremos.

tags