Opinión

¿Quién gobierna el Perú?

Ya se habla del gobierno de Vizcarra, pero el Presidente y la premier no quieren escuchar, siguen creyendo que con palabras gobiernan, ignoran o pasan por alto la angustia colectiva

17 de Febrero del 2018 - 07:25 María del Pilar Tello

La vacancia presidencial está pendiente. Nadie la quiere por sus traumáticas secuelas, pero tampoco es posible continuar en este bloqueo de liderazgo y de gobierno. Escuchar hablar a PPK es un canto a la irrealidad, referirse a su inexistente gobierno es otro. Y la primera ministra va por ahí dirigiendo a un gabinete de ministros, cuyas individualidades voluntaristas están haciendo andar al gigante apoltronado. La gente se preocupa por el vacío y por la parálisis, porque nada o muy poco está andando en el país. Al punto que no se vería la diferencia entre una Presidencia vacada y una no ejercida, como ha editorializado el decano. Grave haber llegado a estos extremos. La iniciativa de vacancia seguirá su trámite hasta alcanzar la votación requerida. Por eso, cada vez más se escucha el clamor para que el Presidente, en inusual gesto de lucidez, renuncie en favor de su primer vicepresidente Martín Vizcarra. La prueba de la expectativa fue la cantidad de rumores que llenaron los ambientes cuando se supo que el embajador estaba en Lima. Era el momento y lo sigue siendo para tranquilizar los mercados, relanzar la economía, atender la cadena de pagos y la quiebra de las empresas que ya no resisten la situación. Ya se habla del gobierno de Vizcarra, pero el Presidente y la premier no quieren escuchar, siguen creyendo que con palabras gobiernan, ignoran o pasan por alto la angustia colectiva. No solo la inversión está siendo afectada, la incertidumbre política se cuela por todos los resquicios. No es posible hablar de proyectos, tampoco de reconstrucción, menos aún de continuidad en salud, seguridad o economía. Renuncie, señor Presidente, por su bien y el del Perú.

PD. Sentidas condolencias por la partida de ese gran médico peruano que fue Alejandro Graña Aramburú. El Perú ha perdido un grande y noble militante del humanismo y sus valores.

tags