Opinión

Receta para A/B

29 de Enero del 2013 - 03:39 Aldo Mariátegui

Ensayo proponer una receta para mis lectores de A y B que patrióticamente intenten convencer a favor de la revocatoria a gente de su entorno que apoya la permanencia de Villarán en la municipalidad limeña (y que estos interlocutores no sean caviares o rojos. Esto que voy a proponer puede funcionar solo con desinformados de buena voluntad).

Es de anticipar que a la mayoría de ellos no les va a defender la gestión villaranista: solo los muy ideologizados, tontos o miopes se compran esos cuentos de que "hay que darle más tiempo", "esto es decentes contra mafiosos" o la olímpica "no importa el cemento sino que se está construyendo ciudadanía" (ya incluso hasta los villaranistas más furibundos te admiten en privado que la ineptitud es el rasgo fundamental de esta administración). Posiblemente los reparos de este sector provienen de considerar que es "un gasto inútil" (¡Más nos cuesta mantenerla en el cargo! Y ya el proceso está en marcha, ya el dinero está presupuestado), que la "ciudad va a paralizarse" (¡Cómo si estuviera moviéndose a plena velocidad! ¡Cómo si no se fueran a respetar los contratos ya firmados! ¡Cómo si no valiese sacrificar unos cuantos meses con un alcalde provisorio para enviarle un potente mensaje a los políticos: "si no sirves, el mismo voto que te puso te sacará". No hay nada más democrático que eso).

Por eso propongo que se les haga dos preguntas a estos amigos como suerte de prueba ácida: "¿Estás de acuerdo con que se haga Conga?" y ¿Apruebas que el SUTEP siga manejando la educación pública peruana?

Si te responden, como debe contestar cualquiera con un coeficiente intelectual superior a 80 puntos y que quiera a su país, que sí apoyan que se ejecute ese proyecto minero y que evidentemente consideran al SUTEP como un lastre que ha perjudicado colosalmente la educación de millones de peruanos pobres, entonces recuérdales que cerca de la mitad de los regidores de Villarán pertenecen al grupo ultraizquierdista Tierra y Libertad, que Maritza Glave es la mano derecha del cura Arana en ese movimiento antiminero que tanto daño le ha hecho al país. Y que cerca de la otra mitad pertenecen a la maoísta Patria Roja, el partido del presidente regional cajamarquino Gregorio Santos, aquel irresponsable aventurero que es el principal artífice que Conga se haya frustrado y que su región haya pasado tantos meses de violencia -y ahora de recesión-, que además gracias a estos dos grupos se desestabilizó a tal extremo la vida política del país que dos gabinetes cayeron por ellos. En suma, al votar porque Villarán se quede estás dándole un espaldarazo a los antimineros y antieducadores. Y votar porque se vaya significa que le estás pegando una simbólica patada en el trasero a esta gente y estás debilitando a las opciones políticas que combaten a la minería y no dudan en acudir incluso a la violencia para frustrarla.

Y luego le recordarás a tu interlocutor que Patria Roja es el sustento de ese engendro que se llama el SUTEP, que votar por Villarán es apoyar también a la gente que ha hecho polvo la educación pública y así ahondado las desigualdades, además de ser los mejores aliados de la pobreza. Y déjale claro que Villarán no es más que el mascarón de proa, la cara amable tras las que están agazapados estos grupúsculos nefastos. En suma: "Votas por Villarán y votas por estos ultras que tanto daño le han ocasionado a tu país".

Ya si ni así convences a tus interlocutores de estos sectores... ¡Pues búscate rodearte de gente más inteligente!

Y circula estos argumentos por todos los medios y formas donde te cruces con estos sectores. Ya es hora de que los liberales imitemos el activismo y militancia de los izquierdistas, que les peleemos palmo a palmo la cancha y dejemos de ser pasivos.

tags