Opinión

¿Reconstrucción hace agua?

Columna de Iván Slocovich

25 de Octubre del 2017 - 07:03 Iván Slocovich

Es muy grave lo sucedido en los últimos días, en que el jefe de la Autoridad para la Reconstrucción con Cambios (RCC), Pablo de la Flor, y los gobernadores regionales de la zona donde debe realizarse ese monumental trabajo han roto palitos luego que el primero señalara que las deficiencias en las administraciones locales ponen las trabas para recuperar la infraestructura devastada por el denominado Niño costero.

Y mientras los caballeros discuten, se echan la culpa y en algunos casos admiten las mismas, los más afectados son y seguirán siendo por un buen tiempo las miles de personas que perdieron sus propiedades o que tienen problemas para usar la infraestructura pública que fue dañada durante el verano último por las lluvias y los desbordes de los ríos. ¿Creen que a esta gente le interesa lo que diga el señor De la Flor o los gobernadores regionales? Lo dudo.

Sin embargo, aparte del drama de los afectados, quien puede vivir un verdadero pesar con esta bronca y sus consecuencias es el propio gobierno del presidente Pedro Pablo Kuczynski, sobre el que descansa la responsabilidad de recuperar los daños. Se está exponiendo a que la reconstrucción, con los líos que afronta, sea una piedra en el zapato que podría transformarse en su Waterloo si es que al final no muestra los resultados esperados.

Viendo el problema desde el punto de vista netamente político, el Gobierno debería recordar cuando en el verano vio incrementada su popularidad por la forma eficiente en que se afrontó la situación, especialmente con la participación de las Fuerzas Armadas y de la Policía Nacional. Si la buena gestión no se replica en la etapa post de la reconstrucción, que no termina de agarrar viada, el asunto podría tornarse delicado para esta administración a la que le faltan cuatro años de mandato.

Si existen problemas que se deben afrontar -porque de hecho los hay, especialmente en la “tramitología” y por la ausencia, en muchos casos, de funcionarios regionales a la altura de los retos-, para eso debe estar el liderazgo del jefe del Estado, a fin de solucionarlos de modo que el objetivo final de recuperar lo perdido pueda cumplirse a la brevedad posible. Que tenga en cuenta que se viene el primer año de la tragedia y es muy poco lo que el Poder Ejecutivo va a poder mostrar.

tags