Opinión

Reconstrucción política

​Después de momentos de reflexión gracias a nuestra Semana Santa, y conforme se ha venido desarrollando nuestra realidad política actual, en la que las redes de corrupción han destrozado todo el sistema político nacional, es necesario tomar medidas inmediatas que cierren filas por una reforma del sistema electoral y se dé paso a una reconstrucción política general.

18 de Abril del 2017 - 07:00 Pablo Salinas

Después de momentos de reflexión gracias a nuestra Semana Santa, y conforme se ha venido desarrollando nuestra realidad política actual, en la que las redes de corrupción han destrozado todo el sistema político nacional, es necesario tomar medidas inmediatas que cierren filas por una reforma del sistema electoral y se dé paso a una reconstrucción política general. 

Lamentablemente, nuestro actual Parlamento se encuentra capturado por el actual sistema, que tan solo nos demuestra que es anacrónico y que distorsiona una auténtica representatividad. Es muy difícil realizar una reforma política con una sola mayoría, que trabaja más para sus intereses partidarios que para un Estado nuevo, fuerte y transparente. 

La población demanda un nuevo sistema legislativo, tal vez la bicameralidad, y un mejor sistema con representaciones políticas a nivel nacional, evitando los caudillismos regionalistas, que se respeten los planes de gobierno y que estos no sean solo formulismos. La población ha premiado cuando ve a sus ministros trabajando de cerca al pie de cañón. Como se dice, el impacto es alto y se sabe reconocer. 

Es en estos momentos que se debe plantear una reforma urgente de la Ley de Partidos Políticos que permita combatir los niveles de corrupción que lamentablemente cada día se están destapando, aumentando la indignación de la población contra el actual sistema político. En caso de que no exista respuesta rápida a esta situación, es muy posible que se genere una reacción ciudadana de rechazo generalizada que obligue a nuestros legisladores a acelerar esta reconstrucción política.

tags

    Más de Pablo Salinas