Opinión

Referéndum

Debemos reconocer que el planteamiento del presidente Vizcarra es creativo e inteligente

29 de Julio del 2018 - 11:35 Pedro José de Zavala

El referéndum planteado por el presidente de la República es, sin lugar a dudas, lo más importante del discurso del 28 de julio. A través de este referéndum se propone consultar a la población sobre cuatro temas muy relevantes: la reelección de los parlamentarios, el financiamiento de los partidos políticos, la bicameralidad y la reestructuración del Consejo Nacional de la Magistratura (CNM).

Esta propuesta del presidente Vizcarra tiene varios aspectos interesantes. El primero de ellos es que busca involucrar a los ciudadanos en reformas que son trascendentes para el país. Lo segundo es que plantea incluir en la misma consulta popular reformas de aspectos políticos y judiciales, lo que podría contribuir a que se avance en reformas muy necesarias para nuestro país. Otro aspecto es que este referéndum deberá contar con la participación de todas las fuerzas políticas y poderes del Estado -tanto para su definición como para su realización-, lo que tendrá repercusiones muy importantes en la aprobación y desaprobación de instituciones, partidos y líderes que intervengan en este proceso. Este es un reto complejo para el recién elegido presidente del Congreso y su Mesa Directiva (compuesta únicamente por miembros de Fuerza Popular), pues su comportamiento afectará la aprobación del Poder Legislativo, y directamente la de FP.

Un aspecto adicional a tomar en cuenta es que en las discusiones sobre el referéndum se deberían incluir aportes de los líderes políticos que estén interesados en ser elegidos en los próximos comicios del 2021. Keiko, Julio Guzmán, Alfredo Barnechea, entre otros, deberían fijar posiciones y sumarse al debate.

Debemos reconocer que el planteamiento del presidente Vizcarra es creativo e inteligente, pues llevará la discusión a aspectos fundamentales pero alejados del actuar del Ejecutivo, lo que le dará un mayor margen de acción al Gobierno. Esto, sumado al crecimiento económico de 4% que tendremos este año, puede mejorar la confianza de la población y la aprobación del Presidente. En definitiva, una propuesta que fortalece su imagen y al Gobierno.

tags