Opinión

Reformas a referéndum

En líneas generales, son muy importantes los planteamientos escuchados en el valiente discurso presidencial de Fiestas Patrias.

29 de Julio del 2018 - 11:29 Alberto de Belaunde

El Perú cumplió 197 años de vida independiente en medio de una seria crisis institucional, política y moral. Una crisis que demandaba cambios y que hacía necesario un “punto de quiebre”, tal como sostuvo el propio presidente Vizcarra. Por ello, creo que, en líneas generales, son muy importantes los planteamientos escuchados en el valiente discurso presidencial de Fiestas Patrias.

Ha sido un mensaje con espíritu reformista. No hubo reparos en hablar fuerte y claro. Se invocó, por ejemplo, a “terminar con el machismo” y se precisó que es necesario contar con un enfoque de género en las políticas públicas. Sin embargo, el punto central del discurso fue la clara intención de incorporar a la ciudadanía a estos debates a través del referéndum convocado. De este modo, el Ejecutivo ha dado una primera respuesta a los retos que la ciudadanía exige a la clase política.

Ahora toca debatirlos de manera seria, a fin de considerar si los mismos son suficientes o si es necesario incorporar más elementos a la discusión, como por ejemplo la cuota indígena o el cambio de fecha de elección de parlamentarios, en lo que concierne al ámbito congresal. Los siguientes meses serán cruciales para encontrar una fórmula de consenso entre todas las fuerzas políticas.

Las propuestas de reforma judicial y del sistema de justicia son centrales y urgentes. Desde el Parlamento, la nueva Mesa Directiva tiene el deber de priorizar no solo las seis iniciativas presentadas por el Ejecutivo sino también los proyectos de reforma que muchos hemos presentado. Es momento de que demuestren si son conscientes del “punto de quiebre” que el país nos exige. 

tags