Opinión

San Isidro y el absurdo

​Las medidas adoptadas por la actual gestión en el distrito de San Isidro han llegado al absurdo. Desde multas desproporcionadas por lavar los autos en las calles hasta disposiciones que afectan a nuestras mascotas. El alcalde parece haber olvidado que se debe a los vecinos y que es un servidor público. Sus regidores no parecen entender que su misión es representar debidamente a los ciudadanos del distrito. Las ciclovías antojadizas y mal diseñadas y las intervenciones urbanas que ponen más cemento que árboles y áreas verdes han hecho que el buen Manuel Velarde esté en la picota.

31 de Agosto del 2017 - 07:00 Luis Alfonso Morey

Las medidas adoptadas por la actual gestión en el distrito de San Isidro han llegado al absurdo. Desde multas desproporcionadas por lavar los autos en las calles hasta disposiciones que afectan a nuestras mascotas. El alcalde parece haber olvidado que se debe a los vecinos y que es un servidor público. Sus regidores no parecen entender que su misión es representar debidamente a los ciudadanos del distrito. Las ciclovías antojadizas y mal diseñadas y las intervenciones urbanas que ponen más cemento que árboles y áreas verdes han hecho que el buen Manuel Velarde esté en la picota.

El respeto al vecino y la atención a sus necesidades deben ser la piedra angular de toda gestión edil. Los vecinos merecemos una gestión que atienda y escuche y no se cierre y se encapriche en llevar adelante proyectos que no han contemplado la opinión de los vecinos, especialmente de los más antiguos. La democracia empieza en los municipios y es allí donde podemos ver reflejadas nuestras principales virtudes y defectos como sociedad.

No todo ha sido negativo en la actual administración y hay muchas iniciativas que aplaudir -como la promoción del uso de los espacios públicos-, pero hace falta un mea culpa por los errores y medidas correctivas para recuperar el respeto de la gente.

La actual situación está animando a un grupo de vecinos a convocar a los mejores para llevar adelante una campaña que asegure una gestión que haga las cosas mejor.

tags