Opinión

Se viene el juicio oral Bolivia-Chile en La Haya

Bolivia llega mejor que Chile para los alegatos, pero eso no significará ninguna victoria a priori

03 de Febrero del 2018 - 08:12 Miguel Ángel Rodríguez Mackay

La Corte Internacional de Justicia (CIJ), el órgano judicial de la ONU que resuelve controversias de naturaleza jurídica que le presentan los Estados, acaba de fijar el calendario de la exposición de alegatos -o juicio oral- del proceso incoado por Bolivia contra Chile en 2013; así, ha requerido a la Corte que decida por sentencia obligar a Chile sentarse en una mesa para negociar con La Paz una salida soberana al océano Pacífico. En efecto, a partir del lunes 19 de marzo, La Paz y Santiago de Chile presentarán sucesivamente sus argumentos contenidos en las piezas escritas que oportunamente ambos países alcanzaron al tribunal en la fase escrita: memoria y réplica bolivianas y contramemoria y dúplica chilenas, hasta ahora confidenciales pero que -a partir de los mencionados alegatos- se volverán públicas. Los magistrados de la Corte escucharán atentos qué dicen el demandante y el demandado; luego, darán por cerradas las etapas de participaciones de las partes. Después, habrá que esperar la sentencia de la CIJ, definitiva y vinculante -u obligatoria- para Bolivia y para Chile; dado que no existe ninguna posibilidad de que sea apelada o impugnada. Bolivia llega mejor que Chile para los alegatos, pero eso no significará ninguna victoria a priori. Es verdad que, en el proceso de excepciones preliminares presentado en su momento por Chile, la Corte al final terminó decidiendo que sí era competente para llevar adelante el juicio impulsado por los altiplánicos; además, en su sentencia -en esta suerte de minijuicio-, el tribunal decidió elementos de fondo -es decir, asuntos no solamente de carácter procesal, sino también sustantivos-. Sin embargo, nada asegura que el fallo del juicio principal será en este mismo sentido. Lo único cierto es que para Chile denota mayor presión, en la medida que ha debido afrontar en los últimos años derrotas jurídicas importantes.

tags